Fútbol l Segunda División B

Sofocante inicio de agosto con final feliz

  • El Racing Portuense evita el descenso gracias a la ayuda del Ayuntamiento y tras enviar dos transferencias a la AFE

Comentarios 2

El Racing Portuense salvó todas las dificultades, que no fueron pocas, y en otra jornada maratoniana al final cerró felizmente un sofocante primer día de agosto al saldar la deuda de 314.213 euros que mantenía con la AFE dentro del plazo de 24 horas de moratoria que le había dado el jueves por la noche.

El dinero se pudo reunir merced al cumplimiento de la promesa que había realizado el presidente Manolo Lores y también a la voluntad del Ayuntamiento de la ciudad, que ha aportado otra buena cantidad por medio de la empresa municipal Impulsa El Puerto, que ayer por la mañana realizaba una transferencia a la cuenta del club.

Desde muy temprano, coincidiendo con que había un pleno en el Consistorio, la alcaldesa en funciones, Patricia Ybarra, conversó con los portavoces de los grupos municipales, informándoles de la situación del Portuense y de la posibilidad de poder arreglar la misma ante las escasas horas que restaban para cumplir con la AFE. Así, se dio el visto bueno por parte de todos y a cambio el Portuense, aunque es algo que todavía se tiene que firmar, lucirá en las camisetas el nombre de Impulsa El Puerto.

También hay que destacar la gran acogida que tuvo el llamamiento que hizo la directiva rojiblanca a los aficionados, que en un gran número, incluso formando cola, se pasaron para retirar los abonos y entradas para el partido amistoso de mañana con el Cádiz. En los días precedentes se venían recaudando una media de 3.000 euros, mientras ayer, con el SOS de la directiva, se llegaron a ingresar algo más de 20.000 euros.

Con toda la cantidad reunida sólo faltaba que los jugadores que continúan de la pasada temporada -Eneko, Velázquez, Merino, Sambruno y Paulino- firmasen su renuncia a la demanda que habían interpuesto ante la AFE. Pero al mediodía, cuando ya se había enviado la transferencia a la Asociación de Futbolistas Españoles, surgió el problema: Paulino, que no tendrá ficha federativa la próxima temporada, después de las negociaciones que mantuvo en las oficinas del club se negaba a retirar la denuncia salvo pago de la deuda de 32.800 euros con el albaceteño.

Vuelta atrás en todo y el peligro del descenso que de nuevo rondaba como una sombra por la Plaza de la Noria. Ni club ni jugador entraban en razones vía teléfono y la única solución era buscar por todo El Puerto esa cantidad pendiente. De este modo, sobre las cinco de la tarde se consiguió reunir el dinero de manera fraccionaria, entre varias personas allegadas al club, y hubo que buscar una sucursal bancaria abierta. Los directivos, como si fueran de compra, se dirigieron a la del Centro Comercial El Paseo, donde volvieron a realizar otra transferencia a la cuenta de la AFE.

Por fin, todo solucionado y el Portuense continúa en la categoría que club, Ayuntamiento y aficionados deseaban, la Segunda B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios