El Sanluqueño se juega la cuarta plaza en Pozoblanco

Después de un final de semana movido por el tira y afloja mantenido entre plantilla y directiva por la nómina de diciembre -al final los jugadores aceptaron cobrar ahora el 44% y el resto cuando el club pueda-, el Sanluqueño se presenta en el Valle de Los Pedroches dispuesto a la batalla para defender la cuarta plaza, y es que visita al quinto, un Pozoblanco que se ha conjurado para arrebatar a los verdiblancos la última plaza de la fase de ascenso.

Moreno Rosillo, entrenador del Sanluqueño, es consciente de lo que se juega su equipo: "Es un partido de los llamados clave;visitamos a un rival directo como es el Pozoblanco, de ganarle tendríamos un colchón de puntos importante y podríamos tener un margen más grande que ellos, aunque la pelea no acaba. Hay cuatro o cinco equipos para una sola plaza y hasta final de temporada van a ser trece finales, y yo espero que lleguemos a la última jornada con posibilidades". El preparador sevillano no cree que las discrepancias entre jugadores y directiva afecte al rendimiento:"El equipo está muy motivado pese a los acontecimientos de las últimas semanas y la plantilla se centra sólo en lo deportivo. Vamos a salir a por todas, no vamos a especular".

El Sanluqueño se desplaza con bajas sensibles como las de Hugo, con problemas en el pubis; David Navarro, sancionado; y Sergio Beato, aún en recuperación de su lesión de rodilla. Moreno Rosillo recupera a Ezequiel, Moi, Dani y Silveira.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios