Antonio Calderón - Entrenador

"En Salamanca no hemos dicho adiós a nada"

  • El técnico amarillo se defiende de las críticas por el empate en el Helmántico y explica algunas claves que pueden estar incidiendo en el rendimiento del equipo

Comentarios 23

Antonio Calderón ha recibido muchas críticas por el último partido del equipo y sale al paso de las mismas dando la cara y exponiendo sus argumentos.

-¿Por qué cree que ha hecho tanto daño el último empate?

-Influye todo. La temporada ha tenido circunstancias especiales que están ahí. Las acciones del club se vendieron, la plantilla ha sido confeccionada por otro cuerpo técnico, volvió el consejo actual… Después me llegó la oportunidad de coger el equipo, logramos que reaccionara, ha habido muchos movimientos en el mercado de enero… Todo eso está en la cabeza de la afición y de los medios de comunicación y se nota a la hora de valorar las cosas. Fuimos con la idea de ganar en Salamanca, pero no nos podemos olvidar de que ellos también tienen un buen equipo.

-¿Qué pretendía con el sistema empleado? Daba la impresión de ser defensivo...

-La verdad es que salimos con tres delanteros, como Natalio, Gustavo López y Bangoura. Es verdad que usamos un sistema en el que si los delanteros no están atentos puede parecer defensivo, pero no es así. Yo sabía que era un riesgo, pero lo puse con el convencimiento de que era el que más convenía para ganar, siempre para ganar. No nos salió bien, pero también hemos jugado mal usando el sistema anterior.

-¿Estaba trabajado este sistema para usarlo ya?

-Hemos jugado con cuatro atrás y la posibilidad de dos medios centros, de tres medias puntas y un delantero, pero también hemos ensayado la opción de jugar con un trivote, con rombo y el 4-4-2. Todo está muy meditado, pero hay veces en las que no salen las cosas como piensas.

-¿Qué explicación da a meter a De la Cuesta cuando iba ganando?

-Quedaban cinco minutos y valoramos la posibilidad de dar entrada a Enrique, a Parri o a Dani, pero veíamos que no estábamos teniendo el balón, que iban a colgar muchos balones al área y teníamos que combatir eso. Decidimos que lo mejor era dar entrada a De la Cuesta y, tal y como estaba el partido y con lo poco que quedaba, no creo que fuera un mensaje defensivo al equipo.

-¿Qué ha cambiado para que los resultados sean negativos desde que empezó el año?

-Son pequeños matices los que hacen que un partido caiga de un lado o de otro. Son muchos factores que pueden afectar y uno de ellos es que hemos vivido un mes en el que se ha hablado mucho de entradas y salidas y eso nos ha podido distraer. Además, hemos tenido algunas lagunas defensivas, como ante el Málaga, y después cuesta mucho reaccionar. Hemos hecho partidos donde merecimos más, como contra el Tenerife y ante el propio Málaga, pero no tuvimos recompensa. En Segunda importa mucho no cometer errores, que es lo que hace el Numancia. Por eso está donde está.

-¿No le parece que suena a excusa hablar de la influencia de los movimientos de fichajes o de la inestabilidad pasada del club?

-No es una excusa, hay que contar las cosas como son. Es una plantilla confeccionada por otro cuerpo técnico, con un déficit de puntos heredados y no es fácil trabajar así porque los errores ahora se pagan demasiado caros. Desde que entró el nuevo consejo, el día del Xerez, hemos hecho una media de puntos que si se extrapola al resto de la competición estamos hablando de que tendríamos unos 38 puntos. El equipo se ha comportado casi como un aspirante, pero nadamos contra la corriente y eso no se puede olvidar.

-Pues ahora está más cerca el descenso que la tercera plaza. ¿Percibe inquietud en la plantilla por ello?

-En el vestuario la gente está con mucha ilusión y no se piensa en eso, pero saben lo complicado que es ganar un partido en Segunda, saben cómo los ganan otros equipos y ahora mismo sólo debemos pensar en llegar a los 50 puntos. Después de eso se podrá soñar con lo que sea porque en esta categoría todos quieren estar en Primera y nosotros también, más que nadie.

-¿De verdad se puede volver a ilusionar al cadismo después de la última racha?

-Hemos tenido dos meses muy buenos y quién dice que no podemos volver a tenerlos. Somos conscientes de que en Salamanca no lo hicimos bien e, incluso si hubiéramos ganado, sabríamos que había cosas que corregir, pero este equipo siempre da la cara. Espero que el aficionado vaya al campo motivado porque el Cádiz siempre tiene la mejor actitud.

-¿El mensaje que quiere lanzar es que en Salamanca no se ha perdido nada?

-En Salamanca no hemos dicho adiós a nada. Sin hacer un buen partido hemos estado a punto de ganar. La categoría dice que hay tiempo para todo y sinceramente pienso que en dos partidos todo puede cambiar porque sé cómo entrenamos y sé lo que puede dar de sí este grupo.

-¿Puede haber influido en algo las declaraciones de los que piden más minutos?

-Ha habido alguna declaración de De la Cuesta y de Casas, pero este vestuario es maduro y no nos ha afectado.

-Sinceramente, ¿está echando de menos a Lobos?

-Lucas Lobos es un futbolista diferente y claro que lo estamos echando de menos, pero la vida sigue y lo importante es el equipo. No puede servir de excusa para explicar el momento actual. Ahora tenemos a Natalio, por ejemplo, que en cualquier momento va a empezar a hacer goles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios