Última hora Cerca de un centenar de personas, atrapadas en el puerto de Cádiz por la avería de un barco con destino a Canarias

Piragüismo Aguas Bravas

Rozó la medalla

  • Una penalización de dos segundos privó a Ander Elosegui del bronce olímpico · Díez Canedo quedó fuera de la final en K-1

El palista español Ander Elosegui se quedó a un paso de las medallas en la final de C1 en aguas bravas de los Juegos Olímpicos de Pekín, donde el eslovaco Michal Martikan cumplió con los pronósticos y se colgó la medalla de oro.

El guipuzcoano, que había firmado el séptimo mejor registro en las semifinales, logró el mejor resultado de un español en aguas bravas y a punto estuvo de hacerse con una presea aunque finalmente se quedó fuera del podio.

Elosegui, undécimo en el Mundial de 2007, brilló en las semifinales con una séptima posición, pero en la final hizo el mejor descenso de su carrera y no acusó el estar disputando sus primeros Juegos Olímpicos. El irundarra, de 20 años, no se quedó conforme con su actuación a pesar de que ha firmado un diploma olímpico. Así, tras terminar su bajada por el canal olímpico se mostró muy enfadado y golpeó su canoa.

Elosegui, vigesimosegundo en el ranking mundial, volvió a tropezar en la misma puerta que le supuso la penalización en las semis y sufrió un castigo de dos segundos. Así, se quedó con un tiempo total de 182.12 tras sumarse los resultados de las semifinales y final. El oro, como era previsible, se lo llevó el eslovaco Michal Martinak, campeón olímpico en Atlanta 96 y subcampeón en Sidney 2000 y Atenas 2004.

El centroeuropeo se vengó en semifinales del francés Toni Estanguet, que se había llevado los oros en las dos últimas citas olímpicas, e impidió al abanderado galo en la ceremonia de inauguración optar a su tercer oro consecutivo.

Por otra parte, el británico David Florence, debutante en una cita olímpica, se colgó la medalla de plata y el australiano Robin Bell, cuarto en Atenas 2004, la de bronce.

El técnico del equipo español de aguas bravas, Javier Echaniz, dijo que la puerta número 20 les "ha fastidiado" en el intento de alcanzar el podio de Pekín. Echaniz se refirió así a las penalizaciones por toques que los dos piragüistas españoles, Elosegui y Guillermo Díez Canedo, que no superó la semifinal en K-1, tuvieron en la puerta 20 del recorrido de slalom en aguas bravas.

A su juicio, el joven canoísta hizo un descenso "fluido y dinámico, sin arriesgar" que le permitió una bajada "muy estable" con la único punto negro de la penalización por tocar una puerta.

Echaniz definió con un "casi muy bien" el estado de la delegación nacional tras el diploma olímpico conseguido por Ander Elosegui, con un rendimiento que ha definido como "perfecto, ha estado muy bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios