Gran premio bwin de españa 2010 · MotoGP

'Rolling' Stoner

  • El australiano protagoniza los libres con el mejor tiempo y una caída al final · Las pruebas de Lorenzo y Pedrosa, positivas

Comentarios 1

Casey Stoner, picado por su caída en Losail, quería la revancha en Jerez y ayer empezó marcando el ritmo en los ensayos libres, pero el exceso -de ímpetu, de motivación, de ganas...- le jugó una mala pasada y se llevó un susto a poco más de dos minutos para que acabara la sesión, cuando la Ducati se le fue de delante entrando en la curva Ángel Nieto y rodando por el suelo. Rolling Stoner.

Lo del australiano parecía que iba a ser un recital, porque a la cuarta vuelta de su primera salida a la pista marcaba un estratosférico 39.731 que hacía ponerse las pilas al resto de la parrilla, por entonces muy lejos del aussie.

Con Valentino Rossi como todos los viernes -el italiano parece que está lejos de la cabeza pero luego irrumpe los sábados sin dejar reaccionar a sus rivales-, y más ahora que los libres no sirven para la parrilla, los otros dos miembros del Fab Four -los cuatro fantásticos-, los españoles Lorenzo Pedrosa se dedicaban a hacer pruebas, simulacro parece que positivo en ambos casos. El mallorquín, según apuntaba su jefe de mecánicos, Ramón Forcada, se dedicó a utilizar "cositas que nos faltó probar en pretemporada" y lo hizo en tandas largas: cinco salidas a pista -de siete, cinco, siete, una y cinco vueltas- y rodando consistentemente en 40 bajos, y mediada la sesión marcó el 39.875.

Por entonces, Rossi se colocaba tercero, aunque luego fue sobrepasado por Hayden y Pedrosa. El estadounidense acreditó que la Ducati va como un tiro en Jerez -Nicky marcó la mayor velocidad punta con 279,9 km/h.- y el adusto pupilo de Puig -de tal palo tal astilla- sacó partido al nuevo chasis recibido de HRC, que gana en rigidez -en Qatar la Honda era una serpiente en las rectas- gracias a los refuerzos de carbono en el basculante.

Pedrosa comenzó a rodar en 40 bajos a cinco minutos del final de la sesión y parece haber comenzado con buen pie; el que no es Rossi, que hizo su mejor vuelta ya con la bandera a cuadros, pero Il Dottore ya no engaña a nadie. La sorpresa no fue lo de ayer, la sorpresa sería verle hoy en las mismas posiciones. Eso sí, seguro que al tifosi del Inter no le habrá hecho gracia quedarse a casi medio segundo del hincha del Barça, su compañero de equipo y sin embargo rival por el título mundial.

Mientras, Barberá fue el mejor de los gregarios y de los novatos pese a una caída a principios de una sesión en la que tanto Bautista como Melandri se marcaron sendos rectos y en la que Spies, brillante en Losail, rodó por primera vez en Jerez. Claro, aquí no hay SBK.

Pero lo de ayer fue un aperitivo: la hora de la verdad empieza hoy con los cronometrados. Empieza la guerra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios