Responderá en el campo

  • Enrique quita hierro a las palabras de Lillo sobre que se tira · "Es bueno que hablen de uno, aunque sea mal", dice

Comentarios 3

Juanma Lillo se disculpó ayer en este periódico acerca de unas palabras suyas publicadas por la prensa donostiarra, extraídas de un entrenamiento, en las que dejaba en mal lugar a algunos jugadores cadistas, sobre todo a Enrique. Supuestamente, el técnico habría dicho del extremo amarillo que "se incorpora en diagonales al área. Eso sí, sólo para tirarse". Es el peligro de sacar lo que dice un técnico a sus jugadores en un entrenamiento. "Lo sacan de contexto porque es algo entre mis jugadores y yo. Tendré que poner los entrenamientos a puerta cerrada", dice Lillo al respecto.

Enrique, mientras tanto, no quiere darle importancia a estas palabras, aunque tampoco es que le hayan hecho mucha gracia. Desde luego, no piensa entrar en una pelea con el entrenador realista. "Ya he leído que ha pedido disculpas y ha querido aclarar el tema. Lo que yo digo es que es bueno que hablen de uno, aunque sea mal. Si habla de mí, de Miguel, de Cristian y de Gustavo es porque nos tiene en mente y porque le preocupamos. Dice que lo han sacado de contexto y me lo creo, pero sólo responderé en el campo. No pienso entrar en ningún enfrentamiento verbal porque no tendría sentido".

Teóricamente, el extremo va a ser suplente en la tarde de hoy, pero está tan metido en el partido como cualquiera de sus compañeros. El extremeño remarca la trascendencia del encuentro: "No es un partido decisivo porque no es el último, pero sí es el más importante de la temporada porque de ganarlo, casi certificaríamos la permanencia y si perdemos, nos meteremos en problemas. Es seguro que no entraremos en puestos de descenso, pero se nos pueden acercar peligrosamente".

El hecho de que el Carranza pueda presentar hoy una entrada cercana al lleno es considerado como "muy importante" por el jugador cadista, que sabe perfectamente la influencia que tiene el público en un partido así: "Si hay un gran ambiente nos va a afectar positivamente. Una vez más, la afición va a demostrar que está con el equipo por más que nosotros no hayamos estado a la altura de lo que se esperaba. Nuestro objetivo ahora es darle alegrías, aunque sea en pequeñas dosis. Y, si puede ser, con buen juego".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios