Raúl: "Ahora necesitamos futbolistas ganadores"

  • El técnico pide a sus jugadores que estén tranquilos y espera el respaldo de la afición

Comentarios 1

"El jugador de sangre caliente me gusta. El que la tiene, le sale, y el que no, se la tiene que hervir en algún lado. Necesitamos gente ganadora y con las ideas claritas. A lo mejor hay gente que no sabe afrontar estos partidos y ya me encargaré yo que no estén". Son palabras de Raúl Procopio en su rueda de prensa de ayer. El entrenador amarillo lanzó el mensaje de que el equipo va a trabajar para corregir los fallos que viene cometiendo, pero también que ve a sus jugadores tranquilos, a pesar de lo que ha supuesto la goleada en Vigo.

"La consigna es ganar para que tengamos la posibilidad de afrontar los tres partidos restantes con tranquilidad y dejar al Nástic a tres puntos. Con tantos enfrentamientos directos sería definitivo, pero no queda otra que ganar", afirma.

¿Está el equipo nervioso por las críticas que llueven y, sobre todo, por estar a tres puntos del descenso? Raúl lo niega: "No he visto nervios. ¿Si lo estamos nosotros, cómo tendrían que estar los del Poli Ejido? Muertos. Estamos en una situación delicada, pero dependemos de nosotros mismos y tenemos que ser conscientes de eso. Jugamos en casa, con todo a nuestro favor y tenemos que ir a por el partido desde el principio. Es la única consigna que debemos tener en la cabeza. Los futbolistas están cabreados porque, a estas alturas, estar con esta incertidumbre hasta el final es molesto. El que es profesional se tiene que rebelar. Es el sentimiento que yo detecto. Lo noto sobre todo cuando les ves trabajar, cómo atienden, ellos mismos piden cosas y es una señal de que están comprometidos por la causa".

Habló sobre la presencia de aficionados cadistas en el Carranza en el entrenamiento del lunes, quitándole hierro: "La gente del Cádiz es caliente y tiene la misma preocupación que tenemos todos, pero hubo un toma y daca con los capitanes haciéndole sentir su preocupación y se ha llegado un entendimiento porque todos tenemos que ir a una. Si esto se va al traste, no se salva nadie".

Podría ser que el domingo el ambiente no fuera del todo positivo para el equipo, pero el técnico no piensa en eso: "No lo temo. El que es profesional tiene que convivir con todo tipo de situaciones. El que hace daño es el rival con el que nos mediremos en el campo, lo demás no afecta tanto. Pienso que no se consigue nada con no animar o criticar si lo que queremos es que el equipo se salve. Independientemente de lo que pase en la grada, lo que tenemos que hacer es superar al rival. Desde el trabajo se consiguen cosas, desde la crítica constructiva también, pero el jugador navega mejor si el viento sopla de atrás. Si sopla de cara, es más complicado".

No confirma al ciento por ciento la titularidad de Limia, pero aclara que no tuvo culpa de la goleada de Vigo y dijo que mantendrá el sistema, pero le preocupan más otros aspectos: "Quiero que los jugadores estén muy tranquilos y que en el vestuario no entre nada que nos pueda desviar la atención. Estamos trabajando muy bien y sólo hay que pedirles que estén centrados y tranquilos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios