tenis copa davis

Ramos acaba con la lucha de Norrie

  • El catalán da el definitivo punto a España, que se enfrentará en cuartos de final con Alemania

Los jugadores españoles celebran el triunfo sobre Gran Bretaña en la pista del CT Puente Romano de Marbella. Los jugadores españoles celebran el triunfo sobre Gran Bretaña en la pista del CT Puente Romano de Marbella.

Los jugadores españoles celebran el triunfo sobre Gran Bretaña en la pista del CT Puente Romano de Marbella. / carlos Díaz / efe

Albert Ramos derrotó al británico Cameron Norrie, por 7-6 (4), 2-6, 7-6 (4) y 6-2 con muchos problemas y sufrimiento para sumar el tercer y definitivo punto (3-1) que clasificó a España para los cuartos de final del Grupo Mundial de la Copa Davis, en la que esperará Alemania. Tras una dura lucha de 3:43 horas, en una mañana fría y con la tensión típica de esta competición, el equipo de Sergi Bruguera alcanzó la vigésimo sexta victoria consecutiva en casa, a solo dos ya del récord de Italia.

"Ha sido un partido muy especial, increíble, agradezco al público porque ha sido fundamental", dijo Albert Ramos sobre la pista tras ganar su segundo partido este fin de semana y cerrar la confrontación. España se enfrentará, del 6 al 8 de abril a Alemania, de nuevo como local. Los germanos, liderados por Alexander Zverev, se impusieron a Australia a domicilio en el Pat Rafter Arena de Brisbane por 1-3. Este duelo se ha repetido en la Copa Davis en 16 ocasiones, con un 10-6 para los germanos, que ganaron la última vez en 2014 en Fránckfort, por 4-1, en la primera ronda del Grupo Mundial.

Será una confrontación complicada, como lo fue ante Gran Bretaña, que se define, sin duda, con la palabra sufrimiento. Empezó así con el partido de Ramos y Liam Broady, y se incrementó en el siguiente de Norrie, cuando derrotó a Roberto Bautista en cinco sets. El suplicio, sin embargo, acabó con el primer partido de la jornada dominical cuando Ramos, rozando la épica y aguantando los nervios, venció al número uno británico y puso en su casillero personal la cuarta victoria en seis partidos disputados en esta competición.

Pero fue el triunfo en el doble de Pablo Carreño y Feliciano López el sábado lo que hizo respirar tranquilo a Sergi Bruguera en su debut como capitán. Cameron Norrie, de apenas 22 años, 114 del mundo, sin ningún título en su palmarés y debutante en la Copa Davis estuvo a punto de transformar una eliminatoria que parecía plácida sobre el papel para España en un auténtico tormento.

El jugador nacido en Johannesburgo volvió a actuar con el desparpajo y la naturalidad de quien desafía la derrota con todas sus armas, a pesar de su bajo ranking. Agresivo y sin arrugarse aunque Ramos se colocó con 4-0 en el primer parcial, Norrie salvó dos bolas de set en el octavo juego para llegar al desempate tras ocho breaks. Ahí Ramos pudo imponerse y ganar la primera manga. Pero el rival no se hundió y, llevado en volandas por los ruidosos hinchas británicos, subió de nivel para ganar el segundo set en 34 minutos a un aturdido Ramos que cedió su saque dos veces. El tercer set fue clave. Ramos se colocó con 2-0 pero no supo rentabilizar esa ventaja. Le pesaba al número uno español la responsabilidad de ganar y los nervios lo atenazaban. Hubo cuatro roturas y se llegó al segundo desempate de la mañana, en el que de nuevo el catalán fue mejor.

Las cuatro horas del partido contra Bautista del viernes pesaron entonces en las piernas del británico, que ya había acabado el desempate lanzando la raqueta al suelo. Dos breaks sirvieron a Ramos para firmar la victoria y una dejada para acabar con la voluntad de Norrie, que en Marbella se ha descubierto como un gran batallador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios