fútbol tercera división

Rafa Carrillo no renuncia a nada en lo que resta

  • El técnico del Atlético Sanluqueño avisa: "Hemos ido a más y con los refuerzos seremos mucho más competitivos"

Carrillo, técnico del Sanluqueño, junto a un banquillo en El Palmar. Carrillo, técnico del Sanluqueño, junto a un banquillo en El Palmar.

Carrillo, técnico del Sanluqueño, junto a un banquillo en El Palmar. / paco bernal

Rafael Carrillo, entrenador del Atlético Sanluqueño, lleva ya más de un año al frente de la entidad verdiblanca. A la hora de echar la vista atrás confiesa que llegó con mucha ilusión y que creyó hasta el final en la permanencia en Segunda B. Con el descenso, admite que la nueva temporada en Tercera está resultando más complicada de lo esperado por todo lo que conlleva un cambio de categoría pero confía en su plantilla y en la llegada de refuerzos para realizar un trabajo importante en la segunda vuelta, que abrirán ante el Cabecense. Los sanluqueños cerraron 2017 sextos con 28 puntos, a cinco de la Lebrijana, que ocupa la cuarta plaza.

El preparador cordobés hace un balance positivo desde su llegada a la entidad. "La historia de la pasada temporada es totalmente diferente a la de la actual. La campaña pasada llegué en unas circunstancias bastante complicadas en cuanto a la situación deportiva en Segunda B y realizamos un trabajo bastante bueno gracias al compromiso de la plantilla, del apoyo de la directiva y del respaldo de la afición, que fue fundamental. Entre todos sumamos e intentamos sacar adelante con mucha ilusión un proyecto bonito. Fue lo mejor, estar hasta el final luchando por salvar la categoría, que era un logro que era muy difícil cuando llegué. En ese sentido, tuvimos un poco de todo, ilusión, angustia, presión, calma pero no pudo ser. Esta temporada, en Tercera, el proyecto es diferente pero igual de ilusionante, la intención es la de estar siempre en los puestos altos. Es cierto que los cambios en la plantilla, el cambio de categoría, el estilo o la forma de jugar nos llevaron a pasar un primer tercio de la Liga no muy bueno, no como todo el mundo esperaba, incluida la afición. Todos esperábamos mucho más del equipo en esa fase pero luego el equipo ha ido a más, está creciendo, ha encontrado su estilo, los jugadores nuevos se han adaptado ya al trabajo, volvemos a encontrarnos con un proyecto importante e ilusionante. Nos volvemos a sentir como un equipo fuerte. Ahora mismo no estamos entre los cuatro primeros pero en la segunda vuelta, con la mejoría y con los refuerzos, estamos convencidos de que vamos a tener un bloque mucho más competitivo de cara a una segunda vuelta tan dura, importante e ilusionante".

Bajo su punto de vista, su plantilla regresó "bien de las vacaciones y eso que estas fechas son atípicas por las fiestas y por no competir. El trabajo que hemos estado realizando ha sido más físico pero todos están ya metidos en la rutina. Sólo Jose, con molestias en la espalda, no ha podido participar en los entrenamientos, Ezequiel sí que está ya trabajando después de su grave lesión. A Alberto le queda pero es importante que esté con nosotros, la ayuda es mutua en la situación en la que se encuentra él en estos momentos. Piensa que le queda, que tiene dolores, estando cerca se siente más arropado. En general, todos están cogiendo aire y con una predisposición más que importante de cara al partido del próximo fin de semana".

Al capítulo de altas, abierto con la llegada de Adrián Gallardo, se han sumado esta semana Luisito, procedente del Villarrubia, y Mawi, que regresa tras su paso por el Lorca Deportiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios