Pruebas físicas para calibrar el presente y programar el futuro

  • Raúl López fue el jugador de la plantilla que logró la marca más alta dentro del test de Probst

Comentarios 1

Como estaba previsto, la plantilla cadista se sometió en la mañana de ayer a pruebas físicas y médicas para evaluar el estado de forma y el nivel de recuperación de los jugadores. Los futbolistas que no están tocados ni lesionados realizaron el test de Probst, que consiste en demostrar la resistencia en un circuito delimitado por conos. Los resultados se miden por estadios y el lateral Raúl López fue el jugador que logró la marca más alta.

Los jugadores portaban pulsómetros en algunos momentos de la sesión y se calculaba la reacción al esfuerzo y la recuperación posterior. Es una forma de llevar el control del ácido láctico entre los profesionales de la primera plantilla. La idea del cuerpo técnico y del departamento médico es llevar un control individualizado para que cada jugador realice un trabajo específico que mejore su rendimiento. Las pruebas de ayer se pensaban realizar hace algunas semanas, pero hubo que retrasarlas por varios motivos.

En el apartado de las lesiones, Yago y De Quintana tienen pocas opciones de llegar al partido del domingo por sus problemas tendinosos y Fleurquin cuenta con alguna posibilidad, aunque debe trabajar pronto con el grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios