fútbol tercera división

Primer premio para el Cádiz B

  • El filial empata con el Sanluqueño y cierra su pase a la fase de ascenso

Seth Vega arranca con el balón en los pies ante la mirada de su compañero Javi Moreno y de tres rivales. Seth Vega arranca con el balón en los pies ante la mirada de su compañero Javi Moreno y de tres rivales.

Seth Vega arranca con el balón en los pies ante la mirada de su compañero Javi Moreno y de tres rivales. / julio gonzález

Un día histórico para el Cádiz B, que ayer selló de manera matemática su clasificación al play-off que le da derecho a pelear por el ascenso a Segunda B. El filial no venció al Atlético Sanluqueño, a pesar de dejar mejores sensaciones que en sus últimas comparecencias en El Rosal, pero el punto le sirve para celebrar un logro mayúsculo que alcanza por segunda vez en su historia. El Cádiz B, 27 años después, tendrá la oportunidad de meter la cabeza en la categoría de bronce. Independientemente de lo que suceda en las cuatro jornadas que faltan y en la fase de ascenso, la temporada de Baldomero Hermoso Mere al frente de los yogurines tiene un mérito enorme y se ha ganado el calificativo de excepcional por lo que supone para el primer equipo de la cantera, que desde el curso pasado precisaba seguir dignificando su imagen tras tiempos recientes de pésimo recuerdo.

El encuentro de ayer, el derbi, no fue cualquier cosa por las excelentes maneras de amarillos y verdiblancos. Otra cuestión resultó trasladar ese potencial al césped. Los locales, con el juvenil Javi Moreno en el once, mantuvieron su apuesta de tocar desde atrás a pesar de la presión alta del adversario, que trataba de ahogar a Sergio, Momo Mbaye y Javi Pérez en la salida del esférico.

Lo cierto es que el respeto fue la tónica hasta el descanso, marcado por el miedo a encajar un gol y por dos llegadas al área visitante, las únicas en los 45 minutos iniciales. Lo hizo Seth Vega en un tiro raso que se fue cerca del poste derecho de Diego, y también Cubero, que al intentar enganchar el balón en una sucesión de rechaces pudo ser objeto de penalti.

El segundo periodo mostró rápido que el filial había dado un paso al frente en liderazgo y posesión más allá de su área. Esta tendencia se tradujo en ocasiones sobre el área verdiblanca, siendo la mejor para Seth Vega, tras un centro de Javi Navarro, que remató incomprensiblemente fuera desde el primer palo. El siguiente ataque amarillo dio paso al 1-0. Falta que Mbaye prolongó de cabeza y Seth recibió en el área y fue derribado por Diego. La pena máxima la transformó David Toro a pesar de que el portero visitante se lanzó bien y llegó a tocar el esférico.

El 1-0 abrió la mejor versión cadista sobre el césped; con un Sanluqueño noqueado y fuera de sitio el filial abusó de su poderío con ataques muy verticales y ocasiones para Javi Navarro y Manu Sánchez. Pero la entrada del ex cadista Dani Güiza -muy ovacionado por las dos aficiones- lo empezó a cambiar todo. Adaptado más a organizador que a '9', el jerezano puso magistralmente el córner que Pelón mandó a la red, y luego otro que de nuevo casi acabó dentro. Antes del final, Adri Gallardo obligó a David Gil a una buena parada y Seth Vega probó a Diego en un centro-chut que salvó el portero. Todo ello con el filial con 10 por la lesión de Jordi Tur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios