Polémica derrota del Unicaja en Belgrado

El Unicaja necesitaba ganar al Partizan serbio después del varapalo sufrido en la pasada jornada ante el Panathinaikos griego, pero cayó en un apretado final con un discutido tapón sobre Omar Cook que habría cambiado el signo del marcador final por completo. El Unicaja ya sabía lo que era ganar en Belgrado. Fue el pasado 1 de febrero de 2007, por 90-94, después de una prórroga, y el terrible ambiente no le amedrentó como ocurrió en esta ocasión. El conjunto cajista fue por delante prácticamente en los dos primeros cuartos gracias a su excelente defensa, luego le pesó la presión de la grada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios