Ferrol-cádiz · la Previa

Pleno de moral para retomar la escalada en Ferrol

  • Superado el último arbitraje, el Cádiz se ve capaz de volver a su buena racha ante uno de los equipos más en forma

Una vez superados los estragos causados por el huracán Gardeazábal, afronta el Cádiz otro compromiso liguero, en esta ocasión contra un contrincante que acumula cuatro puntos que los amarillos y eso, a estas alturas, equivale a decir que juega contra un rival directo. El equipo cadista, no obstante, viajaba ayer hacia tierras gallegas con las mismas intenciones que en su desplazamiento. Entonces se medía al líder y ahora a un conjunto de la zona baja, pero el Cádiz de Raúl Procopio no hace diferenciaciones y se empleará de la misma forma.

Viene el equipo gaditano de encajar una derrota, pero la forma como se produjo hace que la moral no se haya visto mermada. Sin hacer un partido memorable, los amarillos merecieron mucho más contra el tercer clasificado y con eso hay que quedarse. Es decir, que sigue dando muestras de que el relevo en el banquillo le ha sentado bien, aunque cuando se cruza por el camino un árbitro tan nefasto, poco o nada se puede hacer para salir ileso.

Está el Cádiz con la confianza intacta y, además, su entrenador acaba de recibir la noticia de que tiene muchas opciones de seguir el año próximo. Y no se ha enterado por la prensa, sino directamente de boca del presidente del club, Antonio Muñoz, que ya lo comentó en una entrevista concedida a este periódico la pasada semana. "Raúl es la primera opción", comenta una y otra vez el máximo dirigente amarillo. Y hace bien en pregonarlo porque es la mejor forma de motivar al entrenador y, de rebote, al propio equipo, al que no va a dar tregua el ex jugador amarillo para asegurarse un futuro con el que no contaba.

Pero para plasmar esa intención tiene el Cádiz que sacar adelante partidos como el de esta tarde, algo que no será nada sencillo. El Racing de Ferrol es uno de los conjuntos más en forma de la categoría, como señala el dato de que es el tercer mejor equipo de la segunda vuelta. Pero esto no va a amedrentar a Raúl y los suyos, que saben que en Segunda cualquier partido encierra múltiples complicaciones. El objetivo de hoy será aguantar el fuerte arranque de los locales, jugar con las líneas juntas, mantener la concentración y tener personalidad para salir a la contra o mantener el balón cuando sea posible. Es decir, lo mismo de siempre. El abc de lo que se necesita en Segunda para ser alguien.

Cuenta el Cádiz con dos bajas de jugadores que venían siendo titulares. No estarán los sancionados Paz y Miguel García y será suplidos por César Caneda y Bezares. Lo más probable es que se eche más de menos al portuense y no porque el vitoriano no dé el nivel para jugar en el centro de la zaga, sino porque Paz aporta mucho en cuanto a colocación, en la salida del balón y en las acciones a balón parado. Bezares volverá a formar con Fleurquin un doble pivote de garantías, sobre todo tratándose de un partido como visitante en el que será importante la batalla del centro del campo.

Raúl Procopio recupera a Gustavo López para la banda izquierda y eso sí que es una buena noticia. Aunque no esté inspirado, el argentino garantiza calidad, entrega y toque, aspectos que pueden ser determinantes en un campo pequeño como A Malata. En la derecha estará Kosowski, que ha vuelto a coger el interesante tono de su llegada. El polaco vuelve a ser ese jugador que desborda, que gana balones en el juego aéreo y que hace mucho daño con sus centros. Con Enrique en un momento bastante irregular, es normal que haya recuperado su sitio.

El once inicial del Cádiz estará formado por Contreras, Cristian, César Caneda, De la Cuesta, Raúl López, Bezares, Fleurquin, Kosowski, Gustavo López, Natalio y Dani. Teóricamente hay recursos más que suficientes para sacar algo positivo, aunque el Racing es un conjunto sin complejos al que le gusta llevar el peso del encuentro y que pondrá enormes complicaciones. La baja del sancionado Olmo le ha creado algún problema a Juan Veiga, aunque se trata de un central y no tendrá que variar su sistema, que viene a ser un 4-3-3, que pasa a ser un 4-1-2-3 en determinados momentos. Rubén García jugará por delante de la zaga y estará acompañado en un trivote por Camí y Roberto. Estos forman la guardia pretoriana de la gente de arriba, donde destaca por encima de todos Jonathan Pereira, un futbolista menudo pero muy peligroso, que pertenece al Villarreal, que ya lleva once años y que podría ser interesante para el próximo proyecto del Cádiz. Pero de momento hay que salvar el proyecto actual y supondría un paso de gigante ganar al Racing en su campo. Si no es posible, que sea por los méritos del rival y no por la injerencia de un juez con ganas de ser verdugo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios