cádiz c.f.

Peguero le ofrece tres temporadas a Víctor Espárrago

  • El director deportivo se reunió ayer con el uruguayo en Sevilla y le hizo saber el interés del club en ficharle para Segunda A o Segunda B · El técnico estudiará la oferta

Comentarios 29

Que el Comité de Competición haya desestimado el recurso de alineación indebida presentado por el Cádiz no ha sumido al club amarillo en un estado depresivo, ni mucho menos. La actividad no cesa y, aunque la posibilidad de seguir en Segunda A condiciona la planificación de la próxima campaña, el club trabaja denodadamente para edificar un proyecto de lo más sólido. Como ya se sabía, el primer objetivo es encontrar un entrenador de garantías y en ello se ha puesto Julio Peguero. Pero la gran novedad es que el nuevo director deportivo se reunió ayer con Víctor Espárrago para que sea el entrenador del Cádiz, en Segunda A o incluso en Segunda B.

Peguero maneja una lista con tres nombres y, aparte de tener en mente a Javi López, ha querido tantear la posibilidad de contar con el uruguayo. Según ha podido saber este periódico, ayer por la mañana se vieron las caras en Sevilla en una reunión informal y el director deportivo le expuso la idea del club. El Cádiz le propone un proyecto por tres temporadas, el mismo tiempo por el que ha firmado el propio Peguero. Como quiera que ambos se conocen desde hace muchos años, llegando a coincidir en Huelva en la década de los ochenta, la conversación fue muy cordial y, aunque no ha trascendido el contenido de la misma, ahora el técnico tendrá que responder tras disponer de unos días para pensárselo.

Se planteó la posibilidad de que el equipo juegue la próxima campaña en Segunda A si prospera la reclamación del club, pero Peguero quiere cubrirse las espaldas por si las cosas no salen como el club desea y habló de la posibilidad de tener que jugar en Segunda B. Inicialmente no estaba en los planes de Espárrago dirigir en esa categoría, pero tratándose del Cádiz y de un proyecto serio, el uruguayo se lo está planteando.

Se puede decir que es el gran objetivo del club para la próxima campaña porque se piensa que el veterano entrenador sudamericano sería capaz de construir un equipo competitivo para cualquier categoría, como ya ha demostrado sobradamente en sus dos etapas anteriores en el club. Que nunca haya trabajado en Segunda B no supone un hándicap para los rectores amarillos, que recuerdan que quien sacó del pozo al club a la novena temporada fue Jose González, un técnico que nunca se había enfrentado a esa categoría con anterioridad.

Hasta llegar a Espárrago, el club ha manejado diferentes posibilidades, como la de entregar su proyecto a un técnico con una amplia experiencia en Segunda B como Pedro Braojos, o encomendarse a Javi López, un técnico muy solvente que gusta sobremanera a Peguero por su perfil trabajador y conocedor del juego. También se ha hablado con algún otro entrenador que ha disputada los recientes play-offs por el ascenso a Segunda A, pero en este momento se considera que lo ideal sería contar con Espárrago y con Luis Soler como segundo.

Fueron varios los contactos que ha mantenido el club amarillo con el entrenador uruguayo en la pasada campaña. Se tanteó la posibilidad de que regresara cuando Antonio Muñoz retomó el mando en el pasado mes de noviembre, pero Calderón enderezó el rumbo del equipo y la opción se desechó. En el transcurso de la segunda vuelta se volvió a hablar con él pensando en la próxima campaña y se alcanzó un acuerdo verbal para hacerse cargo del equipo al término de la temporada. Eran días en los que no se sospechaba que el equipo pudiera terminar descendiendo.

Los malos resultados provocaron el despido de Antonio Calderón y se intentó que el uruguayo adelantara su llegada, algo que resultó imposible por unas cuestiones personales, por lo que el acuerdo para la temporada 2008-09 quedaba roto. Y hubo otra ocasión en la que hablaron las dos partes, ya que el club nuevamente quiso recurrir a su experiencia tras confirmarse la salida de Raúl Procopio. Quedaban sólo tres jornadas para el final y Espárrago declinó la propuesta al considerar que no dispondría del mínimo de tiempo que considera necesario para implantar su estilo.

Ahora se le presenta una nueva ocasión y se lo va a pensar. Dicho queda que no entraba en sus planes trabajar en esa categoría, pero el Cádiz para él es mucho más que un club de fútbol donde trabajar y simplemente se asegurará de que se cumplen los elementos que considera fundamentales para trabajar con normalidad. En los próximos días tendrán que producirse más contactos, aunque mientras tanto Julio Peguero seguirá hablando con otros entrenadores porque es su obligación tenerlo todo atado. La intención del director deportivo y del propio club es anunciar el nombre del entrenador a lo largo de la semana y ahora Espárrago vuelve a tener opciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios