Fútbol l Tercera División

Peces, exultante tras su doblete goleador

  • El centrocampista del Portuense, que estrenó su casillero, cree que el derbi "marca un antes y un después para mí"

Comentarios 9

Carlos Peces Ortiz de Galisteo, Peces, (Cádiz, 1986) se erigió el pasado domingo en el jugador más decisivo del choque disputado en el Sancho Dávila al anotar los dos goles que daban la victoria al Racing frente al Puerto Real, en uno de esos encuentros vitales en la lucha por la permanencia. El futbolista, autor de seis dianas la pasada campaña en las filas del Conil, vivió, y por partida doble, su estreno realizador en el presente ejercicio, por lo que entiende que "la contienda marca un antes y un después para mí, pues lo sucedido es algo que te llena de moral", sin olvidar la trascendencia que el marcador supone para todo el equipo.

"El primer tanto llega tras un envío de Abel Calatayud, revolviéndome en el área con un control orientado y disparando cruzado al segundo palo, mientras que en el segundo me adelanto en un balón dividido al defensa Pato, que se quedó parado; creí que Wilfred llegaría antes, pero no fue así, de modo que pude batirle picando el cuero", recuerda el futbolista, que se une así al plantel de anotadores rojiblancos, junto a Villalba y Lolo Prado (6 cada uno), José Antonio, Mere, Villalustre y Abel Calatayud (2) y Campillo y Juanca (1).

Peces destaca el buen resultado obtenido pese a las tres sensibles bajas con las que se presentaban los racinguistas (Mere, Silva y Juanca), las tres localizadas en la misma zona, la defensiva, con una retaguardia que se sobrepuso a las ausencias y mostró "una buena salida de balón".

Tras militar en las categorías inferiores del Cádiz, Puerto Real y Conil, Peces recaló en el Racing, en cuya escuadra alterna titularidad y banquillo, dentro de un equipo "muy joven y en clara progresión, por lo que podemos ascender en la tabla clasificatoria". El futbolista destaca la "fenomenal" labor que realizan tanto el secretario técnico, Francisco Javier Zafra, como el entrenador, Javier Manzano, sin olvidar el papel del preparador físico, Alberto Romero, quien "supone un lujo" que está "poniendo fino" al plantel.

El jugador se muestra consciente de la trascendencia que reviste el choque que el Racing disputará mañana frente al Córdoba B (Ciudad Deportiva Rafael Gómez, 12:00), "un envite ante otro rival directo en la lucha por mantener la categoría, una escuadra con un buen centro del campo y efectivos que la tocan bien, por lo que no será un reto fácil".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios