Pablo Sánchez, "sin ánimo de revancha" ante el Cádiz

  • El delantero gaditano del Sevilla Atlético se enfrentará por primera vez a su ex equipo

En un rincón de Sevilla hay un joven jugador que aguarda como ningún otro el encuentro del próximo domingo entre el Sevilla Atlético y el Cádiz. Se trata de Pablo Sánchez, un gaditano y ex cadista que ahora juega en el filial del conjunto hispalense y que en pocos días tendrá la oportunidad de enfrentarse por primera vez a su ex equipo.

Pablo piensa en la cita con la frialdad que siempre le acompaña. Se toma con calma lo que va a responder sabedor de que sus palabras tendrán mucha repercusión en la capital gaditana. Pablo no ha podido triunfar en el Cádiz por culpa del propio Cádiz, y eso sigue haciendo mella en los amantes de la cantera. Continúan muy presentes sus históricas cifras de goles en el Cádiz B -clave en el ascenso a Tercera, de la mano de Sebastián Herrera- y sus excelentes maneras para hacerse con un hueco en el primer equipo cadista.

El flamante ariete espera el derbi regional desde el otro bando, lo que para nada le provoca desánimo. "Es una semana especial porque se trata de un partido importante", apunta antes de mostrar su deseo: "Espero que todo vaya bien para que logremos los tres puntos y siga nuestra buena línea. Estamos arriba y eso también hay que valorarlo".

No le da demasiada importancia a la diferencia que ofrece la tabla entre su equipo y el Cádiz, de lo que opina que "creo que la clasificación pondrá al final a cada uno en el lugar que merece". "Ahora estamos arriba porque se van haciendo las cosas bien".

Pablo no oculta que son muchas las veces que mira a todo lo que rodea al Cádiz, el club en el que se formó como futbolista. Repasa lo vivido por el equipo de su tierra en los últimos meses: "Ha tenido muchos problemas externos, pero es un equipo con potencial y que tiene opciones de remontar". Asimismo huye del término revancha: "Para nada. Sólo pienso en hacer las cosas bien y demostrar que en Sevilla hay un gaditano que juega en Segunda División A. No seguí por la decisión técnica de una persona, pero mi intención era triunfar en el Cádiz", añade.

En este sentido el delantero no tiene claro cuál será su reacción si le marca un gol a su ex equipo. "No sé qué haré, aunque si lo celebrara no creo que fuera una ofensa. Para un delantero es un momento de gran alegría", apunta.

En la semana previa de enfrentarse por primera vez a su ex equipo, Pablo se desprende en buenos deseos para el equipo que le vio crecer: "Siempre le deseo al Cádiz lo mejor, pero el domingo será un rival e iré a por el encuentro. Tendrá un sabor especial porque será la primera vez que me enfrente al Cádiz".

Por último, espera que el 'ascenso' de Manolo Jiménez al primer equipo le pueda beneficiar. "Nos conoce a todos. Él sabe lo que puedo dar y sueño con poder debutar", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios