cádiz c.f.

Natalio responsabiliza al entorno

  • "El Cádiz ha pasado por una transición con cambio de presidente y cada día sale algo del pasado o sobre lo que sucederá" · "Es jodido para los futbolistas ver lo que hay alrededor, lo vi desde que llegué"

Comentarios 5

Natalio Lorenzo Porquet puso ayer los puntos sobre las íes cuando opinó sobre los males que acechan al Cádiz en la presente temporada. El jugador cedido por el Almería cree que el entorno no está siendo el adecuado y aunque no lo culpa directamente de la situación, advierte que para la plantilla se convierte en una seria dificultad afrontar la competición con tanta inestabilidad.

Natalio se une a Antonio Muñoz Vera a la hora de enviar un mensaje de calma. Para el media punta, "el nerviosismo está fuera, el vestuario se encuentra tranquilo y estamos unidos", explica. Pero el futbolista valenciano no deja de ocultar que "no deberíamos estar en esta situación". "Por eso el partido del domingo es muy importante para alejarnos de la zona baja".

Repasando lo que sucedió en el último encuentro de Liga, Natalio aún se lamenta de la poca fortuna del equipo en el campo de Ipurúa. "Jugamos bien en Éibar, el equipo está dando la cara pero la suerte no nos acompaña. No contamos con la fortuna de ganar jugando bien o mal. Ahora hemos entrado en esta racha y lo que debemos pensar es en soltarla". Continuando con lo acontecido en tierras vascas, agregó que "en Éibar sólo hubo un equipo en el campo; las cosas no salieron y tenemos que aprender de eso".

Aunque Natalio llegó al Cádiz en el pasado mercado de invierno, respira y siente el cadismo como si llevara de amarillo desde el último verano. El jugador sabe lo que pasa y los motivos por los que la situación es tan problemática en lo deportivo. Antes que nada, da la cara por el entrenador. "El míster está muy tranquilo. Él nos lo transmite y es lo que vemos todos los días. El Cádiz ha pasado esta temporada por una transición, donde se ha dado un cambio de presidente. Cada día sale una cosa diferente en la prensa hablando del pasado o de lo que sucederá", puntualizó con referencia al futuro.

Por encima de todo, piensa que todas esas circunstancias corren en contra de los intereses del equipo. "Es jodido para los jugadores ver el entorno que hay, y es algo que vi desde que llegué. La gente esperaba que el equipo estuviera arriba y no está. Esa presión existe", si bien asegura que "los jugadores tratamos de estar al margen porque somos los que después salimos al campo con la obligación de tener que ganar". "Es normal que la gente transmita su enfado si el equipo no gana. Vamos a intentar que el público disfrute y ahora más que nunca debemos estar unidos", aseveró.

Seguidamente se le pidió su opinión por las manifestaciones de Antonio Calderón, en las que decía que no lee ni escucha nada sobre el equipo que ofrezcan los medios de comunicación. Sin decirlo claramente, Natalio dejó entrever que es un tema que se ha tocado en el vestuario. "Hay entrenadores que prohiben a sus jugadores leer la prensa", apuntó antes de aclarar que "él (Calderón) no prohibe eso, nos corrige desde dentro del campo, pero en lo referente a fuera no nos dice nada", matizó el media punta del conjunto amarillo.

Natalio Lorenzo se convirtió en enero en una de las grandes adquisiciones del equipo gaditano para la segunda vuelta de la competición. No hay que olvidar que la mayoría de conjuntos de la categoría de plata le incluía en su lista de refuerzos, ya que el ariete no contaba con minutos en el Almería y la decisión de cederle estaba tomada. Natalio tuvo la oportunidad de recalar en equipos que se encuentran mejor clasificados que el Cádiz, mucho más cerca de la zona de ascenso a Primera División. El jugador optó por vestir de amarillo, en una decisión en la que, a buen seguro, tuvo mucho que ver Alberto Benito, ex director deportivo del Cádiz que ejerce ahora las mismas funciones en el club almeriense. Natalio no se arrepiente del paso que dio y lo demuestra al indicar que "vine aquí con mucha ilusión y tengo claro que la mantendré hasta el final". "Vine para vivir esto en un equipo importante y quiero seguir haciéndolo".

Pensando en el futuro y en lo que pasará a partir del próximo 30 de junio, respondió apelando a una realidad que le tiene atado, para bien y para mal, de pies y manos: "Me debo al Almería porque es mi club, al que pertenezco. Llegué al Cádiz cedido sin opción de compra, aunque en el fútbol nunca se sabe lo que puede pasar. Todo da muchas vueltas", finalizó dejando en el aire la posibilidad de seguir de amarillo la próxima temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios