Natalie du Toit, todo un ejemplo

  • Con una pierna menos, la surafricana quiere hacer historia colgándose una medalla en natación

La surafricana Natalie du Toit, la única atleta de los Juegos que compite con una pierna menos, vivirá dos momentos intensos en Pekín: el desfile con el estandarte de su país en la ceremonia inaugural y la prueba de 10 kilómetros en aguas abiertas. Amputada de su pierna izquierda desde que a los 17 años fue arrollada por un coche cuando iba en su moto, Du Toit no ha parado de trabajar hasta clasificarse para unos Juegos.

En Atenas se quedó a las puertas y tuvo que conformarse con acudir a los Paralímpicos, donde amasó cinco oros y una plata. Pero ella quería competir con los mejores, así que trabajó duro hasta lograr la mínima olímpica en la Copa del Mundo de aguas abiertas de Sevilla en mayo pasado.

Obtenido el reto, busca ahora colgarse una medalla, lo que le convertiría en el segundo atleta amputado de la historia en subir a un podio desde que lo hiciera el tirador húngaro Karoly Takacs en 1948 y 1952, tras aprender a disparar con la mano izquierda después de haber perdido la derecha por la explosión de una granada. Sería la guinda a años de trabajo de esta nadadora de vocación que ya despuntaba en la piscina antes del fatal accidente y que estuvo a punto de clasificarse, con 16 años, para Sidney 2000.

Ya con una pierna menos, Du Toit comenzó a lograr buenos resultados y en 2002 se metió en la final de los 800 libres, algo que ninguna otra nadadora amputada había logrado en una competición importante. Pero en las pruebas en piscina tenía problemas en los cambios de dirección, por lo que se centró en las aguas bravas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios