tenis · abierto de australia

Nadal, a tercera ronda tras convencer frente a Mayer

  • El número uno del mundo se impone al argentino por 6-3, 6-4 y 7-6. 

  • Carreño y Suárez se suman a una jornada perfecta para los españoles.

Nadal celebra con rabia un punto. Nadal celebra con rabia un punto.

Nadal celebra con rabia un punto. / EFE

Rafael Nadal, que dejó una grata sensación de fortaleza en su enfrentamiento con el argentino Leonardo Mayer, y los también ganadores Pablo Carreño y Carla Suárez firmaron una jornada sin tacha para España en el Abierto de tenis de Australia, que inscribió esos tres nombres entre los clasificados para tercera ronda.

Nadal, número uno del mundo, avanzó sin dificultad con una victoria clara sobre Mayer por 6-3, 6-4 y 7-6 (4).

Dos horas y 38 minutos, tardó Nadal en solventar el partido, en el que dejó buenas sensaciones sobre su estado de forma y demostró en cada juego el daño que son capaces de hacer sus golpes.

El próximo rival de Nadal será el bosnio Damir Dzumhur, número 30 de la clasificación mundial, que previamente había ganado al australiano John Millman por 7-5, 3-6, 6-4 y 6-1.

La primera manga entre Nadal y Mayer, 52 de la lista ATP, fue un intercambio entre iguales que ni siquiera se desequilibró en exceso cuando el argentino cedió su servicio y se puso 3-1 en desventaja.

Con 5-2 y 0-40 en contra, el jugador sudamericano sacó a relucir su mejor repertorio en la red y logró remontar y hacerse con el juego, aunque en el siguiente cedió definitivamente la primera manga.

Empezó Nadal el segundo set con una rotura que ya le permitió ir siempre por delante. Apenas cometió errores no forzados y su rival no tuvo ni una ocasión de devolverle el 'break'.

El tercer set, con un Nadal espléndido al resto con sus pases cruzados, estuvo siempre de cara para el español. Pero con el 5-4 Mayer tuvo un arranque de agresividad y de acierto y le arrebató el saque el máximo favorito. Lo refrendó con su servicio, Nadal respondió con un juego en blanco, 6-6, y se fueron al desempate, que el mallorquín dominó por 7-4.

Dzumhur espera ahora al español en la tercera ronda. Ambos se vieron las caras en el Masters 1.000 de Miami de 2016, en un partido en el que Nadal se retiró por una indisposición debida al calor cuando perdía 2-6, 6-4 y 3-0.

Menos apuros pasó Pablo Carreño, décimo favorito, que se clasificó para la tercera ronda ayudado por la retirada del francés Gilles Simon en el segundo set, cuando el marcador reflejaba 6-2 y 3-0 para el asturiano.

En su primer duelo con Simon en un partido de Grand Slam, el español estuvo arrollador en la primera manga. Habían transcurrido doce minutos del segundo set cuando Simon se retiró del partido con una lesión en el muslo izquierdo.

Este tranquilo paso por la segunda ronda sitúa a Carreño en mejores condiciones para afrontar la siguiente que a su rival, el luxemburgués Gilles Muller, 25 del mundo y vencedor del tunecino Malek Jaziri en un durísimo partido que se llevó por 7-5, 6-4, 6-7 (5), 3-6 y 6-1 y que duró cuatro horas.

En el cuadro femenino, Carla Suárez se clasificó con una victoria por 6-4, 2-6 y 6-2 sobre la húngara Timea Babos, que tuvo ráfagas de juego que la incomodaron en exceso.

Tras un cercano intercambio de aciertos y errores en la manga inicial, la segunda fue de neta superioridad de la húngara, que forzó continuos errores de Suárez.

La rotura de servicio con la que comenzó el set definitivo dio alas a la jugadora canaria, que se hizo enseguida con un 3-0 y de ahí despegó hacia el 6-2 final.

El próximo compromiso de Suárez, número 40 del mundo, será la estonia Kaia Kanepi, en el puesto 100, que hoy se deshizo de la puertorriqueña Mónica Puig por 6-4 y 6-3.

Suárez alcanzó los cuartos de final del torneo australiano en 2009 y 2016. El año pasado cayó en segunda ronda.

Este jueves será el turno de Garbiñe Muguruza contra la taiwanesa Su-Wei Hsieh, Guillermo García López contra Tomas Berdych, Albert Ramos ante el estadounidense Tim Smyczek, Fernando Verdasco con el alemán Maximiliam Marterer y Lara Arruabarrena contra la checa Barbora Strycova.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios