Nadal se recicla para el dobles

  • El próximo número uno debuta hoy (11:00) junto a Robredo ante la peligrosa pareja formada por los suecos Soderling y Bjorkman · El balear se estrenará mañana en el torneo individual ante Starace

Centrado en la trayectoria individual mientras asimila su nueva condición, inminente, de número uno del mundo y acopla a sus hábitos la situación encontrada en este nuevo destino, Rafael Nadal recicla el talante competitivo habitual para la modalidad de dobles, que marca hoy (11:00, hora española) su puesta en escena en los Juegos Olímpicos de Pekín.

El tenista balear, el más solicitado en Pekín, aplaza su puesta de largo individual a mañana. Entrará en acción en el último turno de la pista número uno. La segunda en relevancia del Centro Olímpico de Tenis. Una vez que el helvético Roger Federer haya desvelado su salto al escenario de los Juegos.

La condición de doblista devuelve a Nadal a parte de sus orígenes profesionales. Cuando intentaba hacerse un hueco entre la Armada. Cuando aún en edad júnior y a rebufo de la proyección que generaba Juan Carlos Ferrero o Carlos Moyà y en medio de los coletazos finales de Albert Costa o Álex Corretja pretendió acentuar su condición de tenista de parejas para adentrarse entre los selectos de la Copa Davis.

De esta forma logró su debut en el 2004, en Brno, ante la República Checa. Aunque su ímpetu le abrió paso para disputar el último individual que gestó su leyenda.

La dupla entre Rafa Nadal y Tommy Robredo nació en el 2003. Cuando el balear, con 17 años, avistó sus pasos iniciales con la raqueta. Tuvieron un paso efímero por el torneo de Basilea, cuna de Roger Federer, y perdieron con el croata Ivan Ljubicic y el italiano Filippo Volandri a las primeras de cambio.

La perspectiva de Pekín provocó el reencuentro entre el balear y el catalán, que acumularon grandes experiencias aunque después distanciaron sus destinos. La conquista del Masters Series de Montecarlo rememoró momentos del pasado que unieron a su palmarés común, sólo ensalzado con el éxito en Chenai en el 2004. El año en el que alcanzaron las semifinales de un Grand Slam: el Abierto de Estados Unidos.

En once eventos, incluidas las eliminatorias de Copa Davis, formaron dupla Rafael Nadal y Tommy Robredo en el 2004. Decayó un año después la mutua aportación. Y en el 2005 sólo jugaron juntos el Masters Series de Canadá, donde no pasaron la segunda ronda. El retorno no se produjo hasta el presente curso. Después de dos en blanco.

En su trayectoria apenas han coincidido a la vez con sus rivales en los Juegos, Robin Soderling y Jonas Bjorkman. Juventud y veteranía. Novedad y experiencia.

Soderling, más visible en los torneos individuales, estrenó su palmarés como doblista este ejercicio. Y gracias a su compañero. Bjorkman, de 36 años, aún conserva el pedigrí en la especialidad que le convirtió en el mejor del mundo. Acumula 52 éxitos. Siete de ellos del Grand Slam: tres Wimbledon, dos Abiertos de Australia, uno del de Estados Unidos y otro de Roland Garros.

A pesar de que llegó a ser, como individual, el cuarto del circuito en 1997, Bjorkman sobresalió como tenista de parejas, en compañía de ilustres como Woodbridge, Mirnyi, Rafter y Jan Apell.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios