Nadal se bate con Federer para entrar en la historia

  • Si el español vence, igualará los cuatro títulos de Bjorn Börg

El español Rafa Nadal tiene en la final de Roland Garros, segundo Gran Slam de la temporada, que disputará ante el suizo Roger Federer, una cita con la historia, pues una nueva victoria le permitiría igualar los cuatros títulos logrados por el mítico Bjorn Börg sobre la arcilla parisina.

El número uno y dos del mundo se medirán en la pista Phileppe Chatrier, en la que será la tercera final consecutiva para ambos, después de deshacerse en semifinales del francés Gael Monfils y del serbio Novak Djokovic, respectivamente.

Nadal, que ha dado excelentes sensaciones durante todo el torneo, algo que le ha permitido no ceder ni un sólo set, acumula 27 victorias sobre la tierra batida de París y desde que hizo su debut en esta superfice, en Sopot 2004, sólo ha perdido cinco partidos, el último esta temporada en Roma frente a su compatriota Juan Carlos Ferrero.

Asimismo, el balear, que ya aseguró el segundo puesto del ránking ATP al vencer a su principal rival en la lucha por esa segunda plaza, Djokovic, llega a la final con unos números que asustan. Así, a Nadal sólo se le ha escapado un set de los últimos 43 que ha disputado en la capital francesa, nunca ha tenido que disputar una quinta manga y esta es la ocasión en la que el manocorí llega al partido decisivo con menos juegos en contra, 37.

De esta manera, el mallorquín pondría con un triunfo el broche de oro a una temporada sobre la arcilla que le ha coronado en Barcelona, Montecarlo y Hamburgo, en estas dos últimas finales ante su rival de hoy.

Por su parte, Federer tratará de impedir un nuevo triunfo de Nadal y conseguir así, el único grande que se le resiste después de un comienzo de temporada en el que el helvético se ha mostrado algo dubitativo, sobre todo si se comparan sus resultados con los de otras temporadas y es que desde 2004 este ha sido el año en el que Federer ha aterrizado en Francia con más derrotas en su haber, un total de siete.

Asimismo, el suizo busca ante su bestia negra la que sería su victoria 150 en un Grand Slam, pero ateniéndose a los números todo indica que no lo tendrá nada fácil y es que el español parece tenerle tomada la medida a Federer, que sólo le ha conseguido batir en tierra en la final de Hamburgo del 2007. El balance total de ambos tenista es de 10-6 favorable al mallorquín, que no pierde contra el número uno desde China 2007, en pista dura. De este modo, los dos grandes del tenis pondrán punto y final a dos semanas de ensueño sobre el polvo de arcilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios