Muere el último gran descubridor

  • Luto Camilo Liz, la persona que trajo al Cádiz a 'Mágico' González, fallece a los 96 años de edad Historia El gallego, gaditano de adopción, fue jugador, entrenador, secretario técnico, director general...

Comentarios 2

Cristóbal Colón, Vasco da Gama, Cabeza de Vaca, Magallanes, Elcano, Amundsen, Marco Polo... y Camilo Liz. El gallego de nacimiento y gaditano de adopción, último gran descubridor tras ser la primera persona que puso sus ojos en Mágico González, al que fichó para el Cádiz, falleció en la madrugada del miércoles al jueves a los 96 años de edad.

La familia amarilla se levantó ayer de luto tras la trágica noticia y el club que preside Antonio Muñoz mostró sus más "sentidas condolencias" a sus familiares "en estos difíciles momentos". "El Cádiz ha perdido a una gran persona, Camilo se ha ido y ya no está entre nosotros, pero su recuerdo permanecerá vivo en todos aquellos que le querían y en los seguidores amarillos que tanto tienen que agradecerle a este gran cadista. Camilo Liz, descanse en paz", rezaba el comunicado.

También transmitió su pésame a primera hora de la mañana la federación de peñas cadistas, que no hace mucho tiempo le rindió un emotivo y sincero tributo al desaparecido Liz.

Aunque gallego de nacimiento, Camilo siempre fue considerado por todos como un gaditano más. De hecho, pasó sus últimos años viviendo en la Tacita de Plata de una forma muy digna pese a su avanzada edad.

Se inició jugando en el Mirandilla en la temporada 1939/40, club al que llegó procedente del Celta de Vigo. Y tuvo el honor de ser el autor del primer gol oficial del club bajo la denominación de Cádiz CF.

Como futbolista, destacaba por su velocidad como extremo izquierdo y por su efectividad en los lanzamientos a balón parado, siendo todo un especialista en conseguir goles directos de saques de esquina. También jugó en el Burgas de Ourense (como amateur), Atlético de Madrid, Málaga, Granada y Sporting de Gijón. Y tras su retirada pasó a los banquillos, entrenando a clubes como el propio Cádiz, Balona, Racing Portuense, Cacereño, Lugo, Tetuán, Algeciras, Xerez, Recreativo de Huelva y Castellón.

En 1980, siendo gerente en el club castellonense, es presentado a Irigoyen y viene prestado por dos temporadas. Ese mismo año, los dos equipos configurados por él, Castellón y Cádiz, ascenderían a Primera División. Después de los dos años establecidos, renunciaría a volver al Castellón y se quedaría en la Tacita de Plata un nuevo periplo.

Liz -ex jugador, ex secretario técnico, ex director deportivo, ex secretario general-, estará siempre ligado a la historia del Cádiz por un sinfín de motivos, pero el mayor de ellos es de sobra conocido: el descubrimiento de Mágico González, considerado como el mejor jugador amarillo de todos los tiempos.

La historia sólo hace alimentarse y sus recuerdos nunca perecerán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios