Morales anuncia que la próxima campaña no será presidente del Xerez

  • Pasa por un mal momento por la deuda que tiene el club y que él asume

El domingo el equipo se la juega en Chapín ante el Polideportivo Ejido pero él sigue firme en su postura y considera que lo mejor para todos es que no esté en el estadio. "Con el corazón en la mano, se sufre mucho más no estando en Chapín que sentado en el palco. Fue una promesa que hice cuando opté por abandonar porque la afición me lo pidió y la cumpliré hasta el final".

"Se pasa muy mal -añadió- y mucho más cuando hay tanto en juego. No estaré en Chapín y también tengo claro que la próxima temporada no seré yo el presidente del club, aunque tampoco me marcharé de cualquier manera y no dejaré tirado el barco. Para lo bueno y también para lo malo, soy el dueño de las acciones, ahora mismo la deuda es mía y eso debo solucionarlo. Es muy duro mantener esta situación para mí y mi familia".

Por último, desveló que el club "ni se ha vendido ni se ha apalabrado su venta hasta el día de hoy. En estos momentos, de verdad, sólo pienso en el domingo y en el partido de dentro de dos semanas frente a Las Palmas. Ahora mismo no hay nada con nadie. Los cinco sentidos están puestos en ganar al Poli Ejido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios