fútbol liga santander

Messi ilumina el récord del Barça

  • Los de Valverde superan al Leganés y acumulan 38 encuentros de la Liga sin perder

El trigoleador Messi conduce la pelota ante la presión de Rubén Pérez. El trigoleador Messi conduce la pelota ante la presión de Rubén Pérez.

El trigoleador Messi conduce la pelota ante la presión de Rubén Pérez. / alejandro garcía / efe

El argentino Lionel Messi volvió a ser el salvador de su equipo, gracias a los tres tantos contra el Leganés (3-1), en un partido que los azulgrana fueron de más a menos, pero que lo cerraron al igualar el récord de encuentros sin perder.

La victoria azulgrana le sirve para enfatizar su liderato a falta de siete jornada para concluir el campeonato y para igualar el récord sin perder en la Liga, que con 38 partidos ostentaba la Real Sociedad desde 1980. Además, Ernesto Valverde logró una victoria en su partido oficial 50 como preparador del conjunto azulgrana.

El Barcelona tuvo una primera parte muy cómoda, en la que fue el claro dominador del juego y la pelota, y sólo se vio perturbado por su oponente cuando el Leganés realizó ayudas para superar a los azulgranas en jugadas por la banda, donde allí las acciones de los de Valverde acostumbraban a morir. Al cuadro azulgrana le tocó ser paciente ante un Leganés defensivo, que propuso en choque muy intenso en el centro del campo, donde en ocasiones se libraron duras pugnas por lograr la posesión.

Al margen de algunos instantes en el que el Leganés se estiró, sin peligro, el equipo de Garitano vivió preferentemente en su campo y poblando las inmediaciones del área para evitar que Luis Suárez explotase su media vuelta o que Messi encontrase paredes fáciles.

En la primera ocasión clara, el brasileño Coutinho se tiró demasiado lejos el balón y ya no pudo llegar a manejarlo cuando se encontraba sólo ante Cuéllar. Otra vez el centrocampista brasileño fue el protagonista, cuando en un centro en el minuto 13 habilitó a Piqué, que sin marca remató de cabeza desviado el balón.

La ocasión más clara llegó de las botas de Messi, quien en posición correcta sirvió en bandeja el gol a Luis Suárez, pero el remate del uruguayo lo sacó un Cuéllar que parecía batido.

A tres minutos de la media hora, Siovas cometió falta a Messi en la frontal, y tras errar en un disparo semejante el argentino en una acción anterior, en esta ocasión la ejecución del azulgrana fue precisa, ya que envió el balón al palo corto, superando la barrera y marcado el primer tanto del partido, y su sexto de falta en la temporada.

El Leganés ganó terreno, pero en una recuperación de Rakitic, el balón fue a Coutinho, quien imprimió velocidad a la acción y lo envió hacia Messi, que entraba en el área y con la zurda lo colocó junto al palo, marcado su segundo tanto (2-0), y el séptimo que le ha marcado a Cuéllar.

El partido empezó a romperse en la segunda parte, con un Barcelona menos compacto y sin líneas tan juntas. De ello, el Leganés sacó algo de provecho, como las dos acciones en la que estuvo involucrado Beauvue, que entró en el segundo acto. En el 49, el francés la tuvo en un remate de cabeza, que acabó saliendo ligeramente alto. Pocos minutos después, otra vez Beauvue tuvo una opción, cuando estuvo a punto de encontrar un pasillo hacia Ter Stegen desde el centro del campo, Vermaelen se echó al suelo para arrebatarle el balón.

En una manifiesta baja intensidad azulgrana, el Leganés la volvió a tener en el 69 cuando en un balón dividido Piqué no estuvo expeditivo, el esférico cayó a Gabriel, quien envió raso a El Zhar, y éste disparó desde fuera del área -el balón rebotó en Sergi Roberto- y acabó siendo el 2-1. El jugador celebró el gol en solitario en la banda, ya que ninguno de sus compañeros quería perder tiempo.

El Leganés se creyó que podía dar la campanada, pero el Barcelona se volvió a recomponer, y tras un nuevo error garrafal de Suárez en un gol cantado, volvió a ser Messi, en el 87, quien de nuevo marcó para los suyos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios