vela Ruta del Té

El 'Maserati' se ve obligado a navegar por la costa africana

  • La embarcación dejó atrás las Islas Canarias, pero sigue ralentizada por la falta de viento

Poco viento y mar casi en calma, los retos del Maserati. Poco viento y mar casi en calma, los retos del Maserati.

Poco viento y mar casi en calma, los retos del Maserati. / m. g.

El Maserati dejo atrás el archipiélago canario, navegando entre el canal que separa Gran Canaria de Lanzarote, rumbo a las Islas Madeiras.

La embarcación atesora una ventaja de 1.307 millas, si bien desde que cruzó el Golfo de Guinea el pasado día 10 ha perdido un total de 447 millas de margen, retrasando su progresión hacia la meta de Londres debido a la situación meteorológica, un tanto atípica, en la zona de calmas ecuatoriales y el estacionamiento de una depresión tropical en la costa de Senegal y Mauritania desde hace una semana, lo que rompió la cadencia del viento alisio reinante en la zona.

De momento, el Maserati sigue sin disponer de un régimen de vientos favorables. Ya lo avisó Giovani Soldini en la noche del viernes: "Cualquier opción de cruzar el anticiclón de las Azores por su parte oeste, es decir, dejarlo a nuestra derecha, y después poner rumbo a Inglaterra con los vientos favorables del Suroeste es imposible. Pero al menos elegimos la africana para cruzar el Ecuador. Si hubiéramos elegido otra sí que estaríamos muy mal. Nos faltarían 1.200 millas para la llegada, pero estaríamos mucho más situados al oeste, y dado que nuestro destino próximo es el cabo Finisterre, hubiera sido un auténtico fracaso".

La embarcación deberá cruzar la línea de meta en el río Támesis en Londres antes de las 09:00 del 1 de marzo. Aún dispone de un amplio margen de maniobra para inscribir un nuevo récord en su peana y hacer olvidar las inclemencias meteorológicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios