Fútbol segunda división a

Mal partido y mal resultado

  • Los hombres de Antonio Calderón juegan un mal encuentro y no pueden con el Granada'74, además de verse perjudicados por un inexistente penalti de Gonzalo Vicente, que supuso el 2-1 definitivo, obra de Luque.

Comentarios 23

Mal partido y mal resultado del Cádiz en Motril. Antonio Calderón introdujo las novedades de Miguel García y Gonzalo Vicente en el once titular para suplir la baja de Raúl López y aprovechar el desplazamiento de balón del manchego en un campo, el Escribano Castilla, de reducidas dimensiones.

El planteamiento inicial se tradujo en un innumerable número de balonazos al aire que hicieron del encuentro una tortura futbolística impropia de Segunda División, llegando el peligro para ambos equipos sólo a balón parado. Y fue precisamente así como llegó el tanto de los locales, en un corner ejecutado en corto, con posterior pase a la frontal del área, donde Fagoaga conectaba un potente disparo que se colaba entre los defensas y en la portería de Contreras.

El Cádiz intentó devolver la moneda con las mismas armas pero con nulo acierto. Un remate de Miguel García, de volea con la derecha tras saque de esquina de Parri, fue despejado por el meta local Jaime en la acción de mayor peligro cadista en la primera mitad.

Hacía falta un cambio. De actitud, de hombres y de juego, y llegó con la reanudación. Un desacertado Enrique dejó su lugar al fichaje 'estrella' del Cádiz, Natalio. El valenciano se mostró muy activo en los mejores minutos del Cádiz en todo el encuentro, durante los cuales llegó el empate, obra de Dani tras rematar una falta botada por Parri ganándole la partida a la defensa granadina (min. 47), y un par de acciones de peligro que, sin embargo, no se tradujeron en claro peligro para la meta defendida por Jaime.

Y cuando el partido moría, sin juego y sin apenas peligro en ambas áreas -acaso un par de acciones de Elvis por la banda derecha- llegó la polémica. Un centro al área de éste golpea en el brazo derecho de Gonzalo Vicente y Teixeira Vitienes, a instancias de su asistente, señala el punto de penalti y muestra la tarjeta amarilla al uruguayo. Luque engañaba a Contreras para firmar la sentencia del Cádiz, que comienza la segunda vuelta sin sumar y sin dar señales de mejoría en su juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios