fútbol liga santander

El Madrid toca fondo... o no

  • Un gol de Fornals en el minuto 88 da la victoria al Villarreal, impulsado por la gran actuación de Asenjo

  • El equipo de Zidane agudiza su crisis para enfado del Bernabéu

El Real Madrid volvió a pinchar en Liga después de ofrecer una mala imagen ante el Villarreal, que se impuso gracias a la gran actuación de Sergio Asenjo y el gol que marcó Fornals en la recta final, lo que acabó con la paciencia del Santiago Bernabéu.

Zinedine Zidane afrontó el duelo sin revoluciones en el once. El partido ante el Numancia de Copa dejó tocados a los menos habituales y no hubo sorpresas en la alineación del francés.

El público del Bernabéu esperaba una reacción de sus hombres tras el sonrojo frente al Numancia, que volvió a sacar a relucir las carencias de un grupo de jugadores que ha pasado de ser el más poderoso de Europa a convertirse en uno de los más vulnerables.

Enfrente ya no había un equipo de Segunda. El Madrid tenía delante al Villarreal, un cuadro más que competente y con jugadores que en cualquier momento podían hacer mucho daño.

Javi Calleja intentó controlar el partido a base de posesión y con un sistema defensivo muy concentrado para no dejar huecos a los jugadores blancos. Esa propuesta funcionó a la perfección, pues su rival se atascó una y otra vez a la hora de generar juego.

Por lo menos, el Madrid no las recibió. Salvo algún acercamiento que pudo costar un susto, como uno de Bacca, el Villarreal fue muy inocente en ataque.

Entonces, un disparo de Marcelo lejano que salvó Asenjo espoleó a un equipo dormido. El tiro del brasileño empujó a sus compañeros hacia arriba. Por dignidad, el Madrid comenzó a tener ocasiones, pero todo lo que hace no mucho tiempo entraba en las porterías rivales, ahora no. En esta ocasión, parte de culpa la tuvo Asenjo, que cuajó un excelente partido con varias intervenciones de mérito. La segunda, tras la opción de Marcelo, llegó en el minuto 23, cuando despejó al larguero una falta lanzada por Cristiano Ronaldo.

Más tarde, el portugués mandó fuera un mano a mano ante el portero del Villarreal y en su siguiente ocasión la pelota se fue por el lateral de la red.

Cristiano, desesperado, proyectaría su enfado hacia el árbitro, a quien protestó enérgicamente una posible mano dentro del área de Bonera y un golpe de Mario Gaspar que lo desequilibró justo cuando iba a empujar la pelota.

Consiguió golpearla, pero se encontró una vez más con un paradón de Asenjo. Fue la última ocasión antes del descanso. El Madrid, con una leve mejoría, se marchó al vestuario sin premio.

Calleja movió el banquillo y sacó al campo a Cheryshev por Raba con la idea de imprimir algo más de velocidad al Villarreal, que dejó de esconderse atrás. Entonces el partido se convirtió en un correcalles en el que ningún equipo parecía tener el control.

El mismo Chreyshev disfrutó nada más saltar al césped de una ocasión clara que falló dentro del área de Keylor Navas. Respondió Kroos con una volea que detuvo Asenjo.

El Villarreal tenía mejor pinta que el Madrid, atascado definitivamente. Entonces, Zidane sentó a Bale y a Isco para dar minutos a Lucas Vázquez y a Asensio.

Tampoco funcionó. Además, su equipo dejó muchos espacios que podía aprovechar el Villarreal. Y así fue. A dos minutos para el final, en un contragolpe, apareció Fornals para recoger una parada de Keylor Navas en un mano a mano ante Unal. Con una sutil vaselina, batió al portero costarricense y el Madrid tocó fondo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios