El Madrid, en cuadro para jugar mañana

  • Heinze , Baptista y Metzelder están descartados y Sergio Ramos es duda

Sergio Ramos, defensa internacional del Real Madrid, no se entrenó ayer por un golpe sufrido ante el Zaragoza pero podrá jugar mañana ante el Mallorca en Copa del Rey, partido que será el primero que se pierda el mali Mahamadou Diarra que ayer se despidió para disputar la Copa de África.

La lesión de Gabriel Heinze ante el Zaragoza, rotura del músculo bíceps femoral de su pierna izquierda, le mantendrá de baja mes y medio. Unido a los problemas de la fascitis plantar de Christoph Metzelder y el esguince de tobillo de Fabio Cannavaro, hacen que el estado de Ramos sea clave para el partido en Mallorca.

Es seguro que Pepe regresará tras superar un pequeño problema muscular y la fuerte gripe que le debilitó en el inicio de año y provocó que Bernd Schuster le reservara el pasado domingo.

Ramos no saltó al césped en la mañana de ayer por precaución. Según confirmó el propio jugador al abandonar Valdebebas, sufre un golpe y se ejercitó en el gimnasio. Hoy se probará junto a sus compañeros y, en principio, no habrá problema para que sea titular en el Ono Estadi. Luego, descansará en Liga, ante el Levante, por sanción.

Por su parte, Julio Baptista no acudió a la ciudad deportiva por una faringoamigdalitis aguda. Los médicos le han puesto un tratamiento y reposo. Su participación en Copa del Rey está prácticamente descartada.

Si se entrenó con el grupo Diarra, en su último día a las órdenes de Schuster antes de marcharse a jugar la Copa de África. El malí se despidió de sus compañeros que le desearon suerte.

En Mallorca volverá Dudek a la portería, Pepe a la defensa y la duda es Míchel Salgado o Miguel Torres. En ataque Roberto Soldado y Javier Saviola luchan por un puesto, más cerca de caer del lado del argentino, por la posible salida del club del primero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios