El Madrid y el Barcelona se disputan el segundo puesto en Vistalegre

  • Al conjunto azulgrana le basta perder por una diferencia de 11 puntos para amarrar la plaza

Después de encadenar dos derrotas consecutivas, frente a Panathinaikos y Polaris, por primera vez en la temporada, el Barcelona regresa a la Euroliga para visitar al Real Madrid en Vistalegre con la obligación de no perder por más de 11 puntos para amarrar el segundo puesto del grupo C.

Tras dejar escapar la victoria ante el vigente campeón en el Palau (55-56), el Barcelona deberá ofrecer su versión más sólida para superar al Madrid con el objetivo de ganar el partido o al menos no perderlo por más de 11 puntos, la diferencia en el partido de ida (73-62 en el Palau).

Aunque se tiene por un equipo potente desde el perímetro, con el acierto de Lakovic y la inspiración de Basile como mejores argumentos exteriores, el Barcelona se enfrentará mañana al mejor equipo de la competición en triples.

El Real Madrid, con Smith, Raúl López y Bullock, pero también Hervelle (el belga es el segundo jugador con más acierto en triples, 59,26 por ciento) presenta un acierto del 43 por ciento más allá de la línea de 6,26; por el 31 por ciento del Barcelona, el tercer peor equipo de la Euroliga en esta categoría.

Falto de liderazgo, con Lakovic como punto de referencia en los momentos decisivos, el equipo azulgrana vive en función del empuje de Roger Grimau, capitán y alma del Barcelona. El escolta sostuvo a su equipo frente al Panathinaikos, pese a la derrota.

Ambos equipos afrontan el partido prácticamente igualados en valoración general (87 de media para el Real Madrid, 86 del Barcelona), en la media de puntos por partido (79 el equipo local, 78 el visitante) y en rebotes (31 del Madrid por 32 del Barcelona).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios