halterofilia

Lydia Valentín cree que todavía no ha tocado techo

  • La halterófila leonesa, pendiente aún de la medalla de Londres 2012, se retirará tras Tokio 2020

Lydia Valentín, durante el acto en el que se homenajeó al equipo español. Lydia Valentín, durante el acto en el que se homenajeó al equipo español.

Lydia Valentín, durante el acto en el que se homenajeó al equipo español. / fernando alvarado / efe

La campeona del mundo de halterofilia Lydia Valentín cree que aún no ha tocado techo, pese a su trayectoria repleta de éxitos, tras un 2017 en el que ganó los títulos mundial y europeo, además de recibir el pasado enero la medalla olímpica de plata (Pekín 2008) tras la sanción por dopaje de sus rivales.

La halterófila de Camponaraya (León) cree que todavía puede competir "a mejor nivel en este ciclo olímpico, hasta Tokio 2020", que serán sus cuartos Juegos y la despedida como deportista de alto rendimiento, "aunque nunca nada se pueda asegurar al cien por cien".

De todas maneras, tiene decidido que tras abandonar el alto nivel continuará ligada al deporte y a la halterofilia, porque ha sido su "pasión" durante muchos años. Respecto a la posibilidad de que lleguen más medallas retardadas, por la sanción por dopaje de alguna de sus rivales en cualquiera de los campeonatos en los que participó, aseguró que no le extrañaría, aunque es algo que no piensa más allá de recibir la medalla de Londres 2012 que está pendiente. "Es un capítulo que espero que se pueda cerrar ya con algo que es justo para poder pasar página y mirar hacia adelante", afirmó respecto a la descalificación por dopaje de las tres halterófilas que la precedieron en la clasificación.

En cuanto a las cantidades que le corresponden por las medallas olímpicas en concepto de premios y becas, Lydia Valentín manifestado que "es difícil que se pueda recompensar todo lo perdido". "Está claro que la mejor recompensa es el cariño de la gente", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios