cádiz c.f.

Limia recoge el guante

  • El argentino asegura que está "preparado" para jugar si, finalmente, Raúl Procopio decide hacer un cambio en la portería · Podría alcanzar la titularidad en Vigo, como pasó hace dos años en Primera

Comentarios 8

Raúl Procopio no lo ha asegurado, pero en la entrevista concedida ayer a este periódico dejaba en el aire la posibilidad de hacer un cambio en la portería después de las últimas actuaciones de Contreras. No se puede decir que el cancerbero madrileño esté firmando pésimos partidos, pero sí ha incurrido en algunos fallos que han costado goles y da la impresión de que transmite cierta inseguridad al equipo. Eso, con la que está cayendo, es un riesgo, pero está en las manos del entrenador decidir si apuesta por la continuidad de uno o por si le otorga al argentino la posibilidad de tomar el relevo.

Limia no le hace la cama a Contreras, sobre el que no hace valoraciones, pero sí habla de las ganas que tiene de jugar. Asegura que todas las semanas las inicia con la esperanza de ser titular y que ésta no va a ser especial, por más que su entrenador haya comentado públicamente que puede haber novedades. "No sabía que el míster había comentado eso, pero no me hace estar más ilusionado que otras semanas. Yo siempre trabajo pensando en que voy a jugar. A Las Palmas viajé siendo teórico suplente y al final se dieron unas circunstancias y tuve que jugar", señala.

No piensa enjuiciar las actuaciones de Contreras, al que muestra su respeto en público, pero tiene claro que está preparado para defender la portería cadista en Vigo si así lo decide Raúl: "Es normal que siempre sean motivo de comentario las actuaciones de los porteros porque, al ser un puesto tan especial, tanto lo bueno como lo malo se ve mucho más. Yo sólo puedo decir que estoy preparado para jugar porque desde el primer día que llegué me entreno al máximo y, además, porque Ángel Férez nos hace trabajar muy bien para que todos estemos en perfecto estado".

Se puede dar la curiosa circunstancia de que Limia alcance la titularidad por decisión técnica en Vigo, como pasó hace dos años, cuando competía con Armando con el Cádiz en Primera. Entonces, al meta de Sopelana se le criticaron ciertos errores y Espárrago decidió que era el momento de pasarle el testigo al argentino, que jugó casi todo lo que quedaba de aquella campaña. El año pasado pasó algo muy similar, pero Jose González arropó a Armando asegurando su titularidad el domingo siguiente, en medio de un cúmulo de críticas contras el vasco. Otra situación complicada para Limia... "Hay que respetar las decisiones de los entrenadores aunque no se compartan. Siempre piensan en el bien del equipo y merecen nuestro respeto. Lo de Jose el año pasado fue fuerte, pero antes de comentarlo a la prensa me lo dijo a mí y se lo agradezco porque, aunque no me gustó su decisión, siempre es de agradecer que te vengan de frente a decirte las cosas", confiesa.

Y es que el argentino está viviendo situaciones nuevas para él desde que se enroló en las filas cadistas. La lesión que sufrió en la cara en su primer entrenamiento fue un presagio de lo que vendría después, ya que las cosas no han sido nada sencillas para él: "Lo de no jugar es una cuestión nueva para mí. Siempre fui titular en mis equipos anteriores y, antes de firmar por el Cádiz, no me había perdido ni un solo partido en cinco años. Pero intento ser lo más competitivo que puedo y no bajo los brazos en ningún momento porque eso sería negativo para el equipo, que me necesito al máximo en cada entrenamiento. Lo bueno de jugar, aparte del interés personal, es que puedes ayudar a tus compañeros de una forma directa dentro del campo. Desde el banquillo puedes animar, pero se pasan mucho nervios y no puedes contribuir como quieres".

Es uno de los muchos jugadores de la plantilla que, teóricamente, quedará libre el 30 de junio y no se habla de él como uno de los que tienen opciones de continuar. Realmente todo son especulaciones periodísticas porque, hasta el momento, José Manuel Barla no ha dicho nada oficialmente sobre si desea que continúe el argentino o si quiere que lo haga Contreras. Se da por sentado que no va a seguir y él ni lo confirma ni lo descarta. Únicamente remarca que no quiere seguir sin jugar. "Mi única idea sobre el futuro es que quiero jugar, sea en el Cádiz o en otro lado. Por el momento nadie del club me ha dicho nada y me limitaré a darlo todo hasta el 30 de junio. En lo personal han sido tres años maravillosos por lo bien que me han tratado a mí y a mi familia. Lo único negativo es que me habría gustado jugar más. Por eso, el tema de los minutos será decisivo en las negociaciones para el año próximo".

Pero antes de hablar de futuro hay que atar la permanencia. Al Cádiz le faltan pocos puntos para ello, aunque se están resistiendo. Limia considera que el equipo está en una dinámica que debe llevarle a estar fuera de peligro en las últimas jornadas y cree que sólo necesita algo de suerte para lograrlo: "Al equipo lo veo realmente bien. Quedan cinco partidos, confío ciegamente en mis compañeros y creo que no vamos a tener ningún problema para mantener la categoría. Se han dado dos derrotas que nos han complicado un poco las cosas, pero estoy tranquilo porque veo cómo trabajamos y cómo jugamos. Si la fortuna no nos resulta esquiva, vamos a lograrlo pronto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios