Fútbol l Tercera División

Lección de 'veteranía' del Cádiz B en Arcos

  • El filial amarillo se impone en el Antonio Barbadillo con tres goles de Bienve pese a jugar con diez desde el minuto 37

Bienve, rescatado esta jornada para el filial tras sus dos últimas apariciones con el primer equipo del Cádiz, se convirtió en el protagonista del derbi que ayer disputaron en el Antonio Barbadillo Arcos y Cádiz B y que concluyó con un contundente 0-3 para los capitalinos. El atacante gaditano fue el autor de los tres tantos que dieron una necesitada victoria a los amarillos y, de paso, posibilitó que Raúl Procopio por fin le ganara la partida desde el banquillo a su ex compañero de equipo Ángel Oliva.

El Arcos, por su parte, truncó los buenos resultados cosechados en las últimas jornadas. El equipo de Ángel Oliva fue incapaz de, al menos, sumar un punto ante el filial cadista a pesar de que el conjunto de Raúl Procopio jugó con un hombre menos desde el minuto 37, cuando el colegiado de la contienda expulsó a Parada.

La zona de creación del Arcos, en la que Dani Venegas y David Ávila son los hombres llamados a hacerla carburar, se vio siempre superada por la de un Cádiz B en el que Dani Fornell y Juanito superaron de todas a todas a sus pares. El equipo que prepara Ángel Oliva no supo traspasar la tela de araña que colocó Raúl Procopio en la línea de medios del Cádiz B y de ahí que la capacidad de creación local se viera notablemente mermada.

Cuando todavía había espectadores accediendo a las gradas del Antonio Barbadillo, un error defensivo del Arcos propició que Bienve adelantara a los amarillos e iniciara el camino hacia su hat-trick. Tampoco lo que sucedió en el minuto 10 fue un buen presagio para los locales , y que es un perro saltó al campo y se recorrió todo el terreno de juego en plena carrera despavorida.

En el minuto 20 el Arcos iba a crear unas de las poquitas acciones dignas de ser anotada en la libreta, y es que después de un buen cabezazo de Henares el balón salió lamiendo el travesaño. Poquito más dio de sí el Arcos en estos primeros 45 minutos. Una y otra vez el recurso del Arcos era el mismo, balones largos de Mere sobre Henares para que éste prolongase, algo que rara vez trae buenas consecuencias.

En la segunda mitad las cosas cambiaron poco, por no decir nada. El Arcos fue incapaz de variar una manera de actuar que no llevaba a nada positivo nunca mientras que al Cádiz B le bastaba la veteranía de sus jóvenes para marcar dos goles más y afrontar el tramo final del choque con total tranquilidad.

Al final, derrota sin paliativos de un Arcos que no fue despedido por los aficionados precisamente con aplausos. Además, los gritos a coro de "Oliva vete ya" atronaron en el Antonio Barbadillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios