cádiz c.f.

Jugando con barro en las botas

  • El equipo de Procopio afronta un final de calendario de miedo en busca de la salvación · Los amarillos se llevan casi todos los enfrentamientos directos, igualan con el Xerez y lo pierden ante el Córdoba

Comentarios 29

En los campos de Segunda División A se empiezan a vender uñas a partir de este fin de semana. Todo el mundo se juega algo: por arriba o por abajo. También hay juegos por el medio de la tabla, que ni el Celta o el Tenerife, por el mes de agosto candidatos a lograr al ascenso a Primera, pueden descuidarse en las seis jornadas que restan. Y el que no se juega nada, aún está a tiempo de ganarse un dinerito extra para poder llegar antes de lo habitual a fin de mes. Bienvenidos al tramo final de Liga en la categoría de plata. Corazones a mil latidos por hora y maletines con gepeeses.

El Cádiz, tras una temporada arrítmica, ha desenmascarado su objetivo de una vez por todas: la salvación. Y es que el cadismo, tras la derrota ante el Ferrol, ha vuelto a verle las orejas a un lobo que no se llama Lucas.

Los amarillos tienen 45 puntos cuando restan 18 por jugarse. El domingo, a partir de las 18:00 horas, recibe la visita de una Real que se juega el ascenso. La jornada siguiente viaja a Vigo para medirse a un Celta que como no gane este fin de semana en Sevilla seguirá sin tener atada la permanencia. Después toca recibir a un Nástic que no querrá sumar dos descensos consecutivos. La guinda en el pastel del miedo es el viaje a Málaga. La Liga se cerrará ante Sevilla Atlético y Hércules, en casa y a domicilio, respectivamente.

A favor del Cádiz está que sólo necesita cinco o seis puntos para respirar de una vez por todas y que en lo que respecta a los enfrentamientos directos, sale vencedor en todos menos en el duelo con el Córdoba, que este sábado puede ser carne de Segunda B si no le gana a un Xerez que iguala con los amarillos (2-1 y 2-1). Cuenta pues con un punto más que Ferrol, Granada 74, Albacete, Alavés, Nástic y Poli Ejido.

Por abajo habrá hasta nueve duelos directos, al margen del Cádiz-Nástic, que pueden acercar la permanencia al equipo de García Remón, Calderón y Procopio. Y el que quiera empujarla, que vaya al Carranza, a seguir purgando pecados tan propios como ajenos: pecados cadistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios