Cádiz c.f.

Juan Carlos Mariño, indudable muestra del optimismo amarillo

  • El Cádiz presenta a un futbolista que viene "sólo para jugar en Segunda División A" · El internacional peruano, de 26 años, reforzaría la posición de media punta si el CEDD decide que el conjunto cadista se mantiene en la Liga Adelante

Comentarios 58

Como si de una angustiosa cuenta atrás se tratara, el Cádiz C.F. apura las horas hasta que el Comité Español de Disciplina Deportiva se pronuncie el próximo viernes y aclare a los amarillos si su futuro está en la temida Segunda División B o en la nueva Liga Adelante. La confianza de los rectores cadistas en una resolución positiva para los intereses del club es tal que se atreven incluso a firmar jugadores que sólo podrían vestirse de amarillo en la categoría de plata del fútbol español, como es el caso del recién llegado Juan Carlos Mariño.

El centrocampista peruano, de 26 años, llega con la carta de libertad bajo el brazo tras su estancia la pasada temporada en el Hércules y ya en su presentación el director deportivo amarillo, Julio Peguero, afirmó que viene "sólo para Segunda División". De no prosperar el recurso presentado ante el CEDD, el Cádiz le buscaría destino como cedido "en algún equipo de Segunda o en la liga de su país" al menos durante una de las dos campañas que ha firmado con los amarillos.

El futbolista, internacional en una veintena de ocasiones con Perú, se mostró "muy contento de estar acá" y explicó que se decidió por la propuesta del Cádiz "al ser una oferta concreta y sabiendo que se podía quedar en Segunda, además el club estuvo muy atento conmigo". Mariño llega para reforzar la posición de media punta, en la que el Cádiz actualmente cuenta sólo con el canterano Fran Cortés, aunque según sus propias palabras "también podría jugar de segundo delantero o de pivote".

Si se investiga un poco por Youtube, pueden encontrarse algunas de las maravillas que el peruano sabe hacer. En la retina de todos los aficionados al fútbol de su país queda el golazo que logró en la Copa América de 2007 ante Uruguay y que deja patente alguna de sus cualidades: velocidad, visión de juego y un excelente disparo desde media distancia.

Acompañando al de Lima en su presentación estuvieron el presidente de la entidad, Antonio Muñoz, y Julio Peguero, que recalcó que “este jugador viene para jugar en Segunda División A nada más, es uno de los tres jugadores que tengo preparados para que puedan estar con nosotros en esta categoría”. El director deportivo comentó que el Hércules tenía una opción sobre el futbolista pero al no ejercerla los amarillos pudieron acometer su fichaje. Un fichaje que para el presidente no es nada arriesgado, sino "una cuestión lógica, ya que iba a estar entrenando con nosotros y no tenía sentido esperar al día 29 a conocer la resolución del CEDD para anunciarlo".

Antonio Muñoz reiteró una vez más su convencimiento de que el Cádiz estará la próxima temporada en Segunda División y afirmó con rotundidad que "no hay nadie que haya estudiado el caso que no nos dé la razón".

Mariño ya viste de amarillo, con recursos o sin ellos, y en sólo cuatro días se despejará la incógnita de si podrá hacerlo también durante la temporada, revelándose así si su fichaje responde a una maniobra previsora o demasiado arriesgada.

Movimientos en la plantilla

"Estoy muy contento con las plantillas que se están configurando para las dos categorías". Así de claro y rotundo se mostró hoy Julio Peguero en la presentación de Mariño al valorar el trabajo que se viene realizando desde la dirección deportiva para conformar el plantel de la próxima temporada. El directivo habló de llegadas, como la del delantero que al parecer será inminente, y también de salidas, ya que "hay jugadores que podrían ser cedidos si nos quedamos en Segunda". En esta situación estarían los canteranos Lucas y Dani Fornell, a los que se les ha ofrecido formar parte del filial y ocupar ficha de sub-23 en el caso de seguir en Segunda B, y también Ezequiel, con el que no se cuenta para la primera plantilla pero sí tendría un puesto asegurado entre los jugadores menores de 23 años que la ley obliga a tener en la categoría de bronce. "Si acepta tener ficha del filial, no hay problema", concluyó Peguero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios