Irving Saladino sigue la senda de Iván Pedroso

  • El panameño ya es campeón olímpico y mundial, como el cubano

Comentarios 1

El panameño Irving Saladino completó la doble corona de campeón mundial y olímpico de salto de longitud, títulos que llegó a atesorar uno de sus ídolos, el cubano Iván Pedroso, con lo que demostró que es de lejos el mejor del momento en esta especialidad.

En Osaka 07 sufrió sobremanera para vencer con un último salto que cercenó el sueño del italiano Andrew Howe. Aquí, sin el europeo, eliminado en la previa, estuvo desde el ecuador de la competición en cabeza y ganó con tranquilidad, demasiada para tratarse de una final olímpica.

Los 8,34 que le otorgaron el triunfo son el peor registro de un campeón desde que el estadounidense Randy Williams venció en Múnich 72 con 8,24.

Escoltaron en el podio a Saladino el campeón mundial bajo techo en Valencia, el surafricano Khotso Mokoena, con 8,24, mientras que el bronce fue para el cubano Ibrahim Camejo, quien con 8,20 en su último intento apartó del podio al desconocido zimbabuo Ngonidzashe Makusha, que con 8,19 saboreó el tercer puesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios