Última hora Cerca de un centenar de personas, atrapadas en el puerto de Cádiz por la avería de un barco con destino a Canarias

Fútbol l Primera Andaluza

Injusto traspié en El Fontanal

  • El Chiclana Industrial sigue aliado con la mala suerte y por eso se le escapan tres nuevos puntos después de haber plantado cara a un 'gallito' como el Tesorillo

El Chiclana Industrial volvió a caer ayer por cero goles a dos. Una semana más la mala suerte se alió con los hombres que dirige Pepe Núñez, que vieron como los puntos se iban de El Fontanal tras haber mantenido a raya a uno de los 'gallitos' de la categoría, el Tesorillo.

Durante la primera mitad, el dominio fue de los industrialistas que hicieron méritos más que suficientes para irse al descanso con ventaja en el marcador. Chiqui fue el hombre más activo en lo que a los lanzamientos sobre la portería rival se refiere. El centrocampista rojinegro probó con lanzamientos de falta, de córner y desde el centro del campo, intentando aprovechar el viento favorable y poniendo a prueba al meta Lara, que salvó a su equipo en varias ocasiones.

Además, Crespo contó con dos ocasiones. La primera la sacó la defensa con acierto. El rechace le cayó al propio Crespo y en esta ocasión fue el cancerbero el que acertó a despejar el remate del jugador local. Al filo del descanso, un remate de cabeza de Ismael a pase de Sergio se marchó fuera. La única ocasión para el Tesorillo en estos 45 minutos la tuvo Sotelo, que se quedó solo ante Antonio y el meta local acertó a sacar el disparo del delantero visitante en el uno contra uno.

Tras la reanudación el dominio de los hombres de Núñez fue desapareciendo poco a poco, pero el Tesorillo tampoco era capaz de llegar con peligro al área industrialista. Pasada la hora de partido Chico II se fue bien de la defensa y se quedó solo otra vez ante Antonio, pero nuevamente el guardameta rojinegro detuvo el lanzamiento. El primer tanto del Tesorillo llegó después de un rechace. El balón cayó a los pies de Sotelo que se encontraba al borde del área y que, a la media vuelta, acertó a encajar entre los tres palos una vaselina, inalcanzable para Antonio.

El gol visitante hizo resurgir a los jugadores chiclaneros, que vivieron los mejores momentos de este segundo período tras el cero a uno, aunque sin lograr el tan deseado empate. El tanto hizo que el Tesorillo se encerrase atrás y se viera obligado a sacar un balón tras otro por el asedio constantes de los chiclaneros, que no consiguieron crear demasiado peligro, aunque lo intentaron hasta el final. Fue en el descuento cuando Kike I, solo en el área, recibió el balón y aprovechó la oportunidad para poner el definitivo cero a dos en el marcador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios