Inesperado frenazo al Puerto Real en su fortín

  • Un riguroso penalti sirve al Jerez Industrial para imponerse en la Villa, donde no conocían la derrota en 2008

El Puerto Real vio rota en la tarde de ayer su imbatibilidad en lo que va de año tras caer por la mínima (0-1) ante el Jerez Industrial, derrota que además trunca una racha de seis triunfos consecutivos en el Sancho Dávila. Un traspié que vino motivado principalmente por la tarde gris que tuvo el equipo dirigido por Antonio Cama, que no supo superar a un conjunto industrialista que vino con las ideas bien claras para desarrollar un planteamiento defensivo. A ello hay que unir la mala actuación que tuvo el colegiado sevillano, González Gaitán, que perjudicaron los intereses de los verdiblancos.

Así, el gol que a la postre supuso la victoria jerezana llegó como consecuencia de un penalti bastante discutible de Roberto sobre Servando. El guardameta salió al vértice de su área para despejar el esférico y chocó con el jugador visitante. Igualmente, en la segunda mitad expulsó de manera rigurosa a Óscar Hortas por doble amarilla. Decisiones que terminaron de desestabilizar al cuadro de la Villa, que de todas formas no tuvo su mejor tarde.

Los primeros compases del encuentro ya dejaron patente que no iba a ser un choque fácil para los verdiblancos a pesar de la diferencia de puntos que marca la tabla clasificatoria entre ambas escuadras. Los de Antonio Cama no contaban con la fluidez necesaria para llegar con peligro al portal de Alonso. Por su lado, el Jerez Industrial tenía la consigna determinada de parar el juego y planteó muchas interrupciones provocando muchas faltas que contó con el beneplácito del trencilla sevillano. A pesar de ello, la ocasión más clara fue para el equipo foráneo en una falta lejana lanzada por Julio que se estrelló en el poste derecho de Roberto. Después de este susto, los locales tuvieron un pequeño arrebato y Miguel Ángel gozó de una buena oportunidad pero su disparo se marchó cruzado. A nueve minutos para el descanso, tuvo lugar la mencionada acción polémica que llevó al marcador el 0-1, que sería inamovible.

En la reanudación, el técnico verdiblanco dio entrada a Rafa Caro y Dani Olsson, al tiempo que arriesgó con una defensa de tres hombres, tras sacar del terreno de juego a Pablo Rotundo, que actuó como central. Algo que apenas tuvo tiempo de que se notara, ya que a los diez minutos Óscar Hortas fue expulsado, dejando a su equipo con diez. En este momento, sólo restaba la heroica al Puerto Real, que echó mano a la casta para buscar el empate, aunque sin mucho acierto en sus combinaciones. Por su lado, el Jerez Industrial se dedicó a conservar su renta, trabando continuamente el partido e intentando salir sin mucha convicción a la contra.

Con el paso de los minutos, el ambiente se fue caldeando y la tensión se impuso al fútbol. En el minuto 80, May recibió una dura entrada de Paquito Sánchez por la espalda que le supuso un fuerte golpe en su costado por lo que tuvo que ser sustituido. Una jugada por la que se paró el choque durante cinco minutos y que originó un pequeño tumulto entre ambos banquillos que no pasó a mayores. Posteriormente, apenas hubo tiempo para más, el Puerto Real con más ímpetu que cabeza no tuvo el acierto necesario para desenmarañar el entramado defensivo de los jerezanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios