fútbol PRIMERA ANDALUZA

Huir de confianzas

  • El portero del Recre, Borja Villegas, cree que el Balón "es un equipo duro que nos pondrá las cosas difíciles"

Borja Villegas, portero del Recreativo Portuense. Borja Villegas, portero del Recreativo Portuense.

Borja Villegas, portero del Recreativo Portuense. / juan carlos vázquez

Francisco de Borja Villegas Pan, Borja Villegas, se siente satisfecho de la experiencia que vive en el Recreativo Portuense. El guardameta recaló en el conjunto rojiblanco procedente del Xerez Deportivo Juvenil FC, con la idea de ir cogiendo minutos. Nacido en Jerez, ya tenía una referencia portuense cuando se acercaba al Estadio José del Cuvillo para ver a su tío, Edu Villegas, defender la portería del Racing en la temporada 2010/11. El ahora director deportivo del Xerez Deportivo FC fue precisamente quien aconsejó a su sobrino, de 19 años, incorporarse a la entidad rojiblanca en el marco de su progresiva formación. "Me gustó la oferta. Vine sin saber cómo se vivía aquí el fútbol y me encuentro ahora dentro de una gran familia y con el estímulo de competir", valora el cancerbero, cuya titularidad se alterna con la de Iván Menacho de forma similar: Villegas se ha situado bajo palos en 12 de los 27 partidos disputados hasta la fecha, correspondiendo los otros 15 a Menacho.

El guardameta explica que los recreativistas salieron "muy motivados" en la lid que les medía el pasado domingo al San José Obrero, obteniendo una importante victoria (2-0, Rafi Cruz y Jony) ante un rival directo en la lucha por la permanencia "al que no dimos opción, ganándole en casi todo, aprovechando nuestras armas ante una escuadra acostumbrada a su campo de césped artificial y a menores dimensiones". Los rojiblancos coronaban así, en palabras de su cancerbero, "una semana en la que entrenamos los días habituales, abstrayéndonos del entorno vacacional".

Por lo que respecta al próximo adversario, el Balón de Cádiz, con el que el Recre se las verá el domingo, a partir de las 11:30 horas, Villegas considera que los rojiblancos se encontrarán a un equipo "con futbolistas poco experimentados, pero que conforman un rival duro que nos pondrá las cosas complicadas". El choque mide a dos escuadras con necesidad de puntuar: los gaditanos para no descolgarse aún más de los puestos de play-off de ascenso, de los que ya andan lejos (nueve puntos les separan de la Roteña, cuarta clasificada) y los portuenses para aumentar su distancia sobre el descenso (ocho puntos es el trecho que ahora detentan sobre el CD Guadiaro).

Los gaditanos se impusieron en la ida (0-2), en un choque en el que se mostraron más efectivos y que resolvieron Álvaro, de penalti (28´) y Javi Romero (89´). Los portuenses saltarán a El Rosal con los ánimos reforzados tras imponerse en sus cuatro últimos partidos en el Marcos Monge y sumar su primera victoria a domicilio (en El Torno, 0-3), enlazando dos triunfos seguidos por primera vez en la presente temporada. "Hace unas semanas los componentes de la plantilla nos vimos las caras. Atravesábamos una situación complicada, en la que los resultados no llegaban. Cambiamos el estilo de juego, apostando por reducir toques en defensa y ser más expeditivos, mandando balones arriba y confiando en que los delanteros solucionaran. Ahora empezamos a ver mejor las cosas, aunque no podemos bajar los brazos", reflexiona el guardameta, quien apunta que "hemos de seguir como si no hubiera pasado nada, pues, de hecho, nada ha pasado y saber que, aunque el ambiente es más distendido, ello no puede ser excusa para la relajación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios