FÚTBOL l Segunda División A

Hora de sacar la cabeza

  • El Xerez recibe al Numancia con la intención de salir de la zona de descenso

El Numancia, que marcha con paso firme hacia el ascenso a Primera División, será una dura prueba para el Xerez, un equipo que está situado en puestos de descenso y que no puede permitirse fallar mucho más como local.

El vicepresidente del club azulino, Antonio Fernández, se ha reunido esta semana con los jugadores para informarles de las gestiones que se hacen con la idea de abonar cuanto antes las dos mensualidades que se les adeudan y pedirles un esfuerzo para sacar el encuentro adelante.

Pese a ello, todos son conscientes de que llega a Chapín un rival que todavía no ha perdido como visitante en lo que va de temporada, por lo que la directiva xerecista ha puesto a disposición de los abonados dos entradas más a mitad de precio y ha regalado unas 400 para niños, con el objeto de que el equipo sienta el apoyo de los seguidores. El entrenador, Juan Martínez Casuco, se ha mostrado seguro de la entrega de sus jugadores y espera que el equipo siga con el buen rendimiento que ha ofrecido últimamente. Casuco presentará algunos cambios ante el Numancia, unos por obligación y otros para buscar un mejor rendimiento. Así, Pedro Ríos es baja obligada por acumulación de tarjetas, pero el técnico incluirá otras novedades según lo visto en los ensayos de la semana.

El entrenador del Numancia, Gonzalo Arconada, deja fuera de la lista a Sergio Ortega, en lo que se convierte en la gran sorpresa de la convocatoria. El defensa cántabro paga de esta forma la derrota del Numancia ante el Elche, aunque el técnico del conjunto soriano declaró al término del último entrenamiento que no ha sido ese el motivo de no convocarle. Su salida abre otra vez la puerta a Egoitz Jaio, que podría volver a la titularidad junto a Sergio Boris, aunque otra opción es la presencia de César Palacios en el centro de la zaga. También hay dudas en la delantera, en la que hay tres posibilidades para dos puestos: Bolo, Rafa Jordá y Toché.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios