fútbol copa del rey

Gris trámite hacia los cuartos

  • El Real Madrid hace valer la goleada de la ida ante un Numancia que iguala dos veces

  • Los de Zidane vuelven a ofrecer una pobre imagen

El madridista Carvajal presiona al visitante Dani Nieto. El madridista Carvajal presiona al visitante Dani Nieto.

El madridista Carvajal presiona al visitante Dani Nieto. / rodrigo jiménez / efe

El Real Madrid se clasificó para los cuartos de final de la Copa del Rey al empatar 2-2 con el Numancia, aunque desperdició una buena oportunidad de recuperar buenas sensaciones y hacer disfrutar a su hinchada.

La eliminatoria ya había quedado resuelta en la ida con el triunfo blanco por 0-3, por lo que para el Santiago Bernabéu quedó un trámite. Los dos goles de Lucas Vázquez fueron de lo poco destacado del Real Madrid. Por contraste, el Numancia hizo las cosas mejor y se llevó un justo empate con el doblete de Guillermo.

El equipo de Zinedine Zidane, plagado de suplentes, apenas evidenció la teórica diferencia que debe existir entre el actual campeón de Europa y un conjunto de la segunda categoría. En realidad, el partido agrandó la herida del Real Madrid por el resultado y a pesar de la clasificación, que se daba por hecha.

Lucas Vázquez adelantó al Real Madrid a los diez minutos con un buen cabezazo a centro de Dani Carvajal. Parecía que iba a ser una noche plácida para los blancos y agradecida para su hinchada, pero no hubo lugar.

El equipo de Zidane fue progresivamente abandonándose para entregarse finalmente a la pereza y el Numancia, muy bien organizado y trabajado, lo supo detectar. Empató en el último minuto de la primera parte con un magnífico contraataque culminado por Guillermo.

Pocas cosas cambiaron en la segunda parte, aunque el Real Madrid recobró ventaja a la hora de choque con otro gol de Lucas Vázquez al aprovechar una asistencia de Borja Mayoral. Y ahí se paró el conjunto local.

El Numancia se fue agigantando con el paso de los minutos aprovechando el enorme desorden de su rival y obtuvo su premio a los 82 minutos con un nuevo gol de Guillermo tras un sensacional remate que sorprendió a Kiko Casilla.

La animosa hinchada numantina que acudió al Santiago Bernabéu se frotó los ojos y celebró un empate que su equipo mereció sin ninguna duda. Fue otro castigo para el Real Madrid a pesar del pase. El modesto Numancia confirmó que los blancos están enfermos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios