Fútbol l Copa de la UEFA

El Getafe encarrila el pase

  • Pablo Hernández y Esteban Granero allanan el camino frente al Aalborg danés

Comentarios 0

El Getafe ganó al Aalborg en Dinamarca y enderezó su camino en Europa, enrevesado tras el fiasco ante el Hapoel, y dejó prácticamente encauzada su presencia en los dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA, a expensas sólo de fijar su ubicación definitiva en el Grupo, que se determinará tras la visita del Anderlecht al Coliseum Alfonso Pérez.

Michael Laudrup descartó experimentos para la salida a Aalborg. El principal damnificado fue Óscar Ustari, para el que parecen haber terminado las oportunidades después de sus grises apariciones. El técnico tiró de gran parte del bloque que ha remontado el vuelo en la Liga.

Para el Aalborg el partido era un ultimátum. Cada aproximación visitante dejaba en evidencia la floja zaga del equipo de Erik Hamrén. En una de ellas, una internada de Manu del Moral fue aprovechada con el costado por Pablo Hernández para batir al marroquí Karim Zaza.

Los locales acusaron momentáneamente el mazazo. Pero después dio la sensación de que el gol fue contraproducente para los visitantes. El Aalborg se estiró y puso en aprietos al Getafe. Enevoldsen tuvo el empate, pero el remate al centro de Curth fue alto. Después, Rade Prica envió flojo a las manos del Pato Abbondanzieri, que tuvo que emplearse a fondo para frenar el buen lanzamiento de falta de Kasper Risgard.

Manu del Moral dispuso de dos ocasiones seguidas a la vuelta de los vestuarios. Sobre todo la segunda, individual, que deshizo Zaza. Pero más clara aún fue la que tuvo Braulio a la hora de partido. Un mano a mano que frustró el meta marroquí. El Getafe había adelantado sus líneas, presionó la salida de balón de su rival y llevó el partido al campo de los locales. Donde más sufre.

Con el encuentro roto el Aalborg apenas dio síntomas de ser capaz de inquietar al Getafe, con más llegada que los daneses. Sobre todo a falta de doce minutos para el cierre. Cuando Esteban Granero tomó un balón en el centro del campo, avanzó unos metros y desde fuera del área superó a Zaza y sentenció el encuentro.

Prica, en el descuento, llenó de incertidumbre el triunfo del equipo madrileño, que resguardó el Pato Abbondanzieri con una parada imposible en un barullo en su área.

El empate rondó la meta getafense, ante un rival experto en remontadas.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios