"Garantizo que nadie se dejará ir en el partido del domingo"

  • Nico Sosa mantiene que para el Arcos "lo primero es ganar en Pozoblanco" a la espera de la suerte

El Arcos continuará preparando el trascendental partido que le va a enfrentar el domingo al Pozoblanco en el campo cordobés, choque con el que se cerrará la Liga y en el que al equipo que prepara el jerezano Nicolás Sosa sólo le sirve la victoria ante un conjunto pozoalbense que también se la juega, en su caso agarrarse a las últimas y remotas posibilidades que tiene de alcanzar la cuarta posición y por tanto clasificarse para las eliminatorias de ascenso a Segunda B. Lo peor para el Arcos es no depender de sí mismo para salvarse de la quema, ya que además de ganar en Pozoblanco necesita impepinablemente que el Cerro del Águila caiga en casa frente al San Roque y que el Ayamonte no doblegue en campo onubense al Dos Hermanas.

Nicolás Sosa es consciente de que "depender de varias carambolas a la vez no es bueno", y a la vez recalca que "en lo único en lo que hay que pensar es en ganar nosotros en Pozoblanco porque de nada vale hacer cuentas si no somos capaces de sumar los tres puntos".

El entrenador del Arcos cree que la clave que explica la desesperada situación de su equipo estuvo en que "no fuimos capaces de ganar ni un partido durante una vuelta completa y aunque después se ha reaccionado un tanto esa losa es muy complicada levantarla. Nunca voy a decir que si el equipo baja de categoría se deba a la mala suerte porque eso es algo que no hay por donde cogerlo, pero también es innegable que en varios momentos puntuales de la temporada la fortuna no ha estado de nuestro lado. La suerte nos debe algo y ojalá no sea demasiado tarde para que nos devuelva ese algo y podamos mantener el equipo en Tercera. No puedo asegurar ganar y que encima nos favorezcan las carambolas pero sí garantizo que nadie se va dejar ir el domingo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios