Francia obtiene su primer oro

  • Karabatic conduce a la selección gala a una cómoda victoria contra Islandia

La selección francesa ganó ayer la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Pekín tras doblegar a Islandia en la final por un contundente 28-23 en un partido en el que Nikola Karabatic marcó las distancias con ocho goles y un juego lleno de inventiva y efectividad.

Los islandeses, que ganaron a España en semifinales, fueron una caricatura en manos de los galos, que durante todo el campeonato han opositado a lo más alto de podio. Los franceses hicieron gala de su etiqueta de favoritos.

Al descanso ya ganaba Francia 15-10 y la impresión era que los escandinavos no tenían nada que hacer. Las diferencias llegaron a estirarse hasta los nueve goles, de modo que los franceses acabaron dosificándose y rentabilizando en goles sus jugadas para la galería. Francia gana con todo merecimiento el oro olímpico.

Francia, que había sido campeón mundial (1995 y 2001) y de Europa (2006), se sacó con la victoria de ayer la última espina que llevaba clavada, con su primera consagración olímpica. También es la primera vez que obtiene una medalla de oro, que supone la segunda presea en unos Juegos tras el bronce de Barcelona 92.

Esta victoria corona a una generación excepcional de jugadores. Ocho hombres de esta plantilla, Bertrand Gille, Guillaume Gille, Didier Dinart, Joël Abati, Olivier Girault, Thierry Omeyer, Daniel Narcisse y Jérôme Fernandez, completan el Grand Slam, consiguiendo ganar el Europeo, el Mundial y los Juegos Olímpicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios