Fran siembra la inquietud por unos extraños mareos

  • El canterano está muy preocupado por unos males que también le afectan a la visión

Comentarios 1

Fran Cortés está acaparando toda la atención médica en los últimos días debido a un cuadro de extraños mareos que le está impidiendo entrenar con normalidad. El canterano se ha visto obligado a dejar el trabajo en varias ocasiones en cuanto siente ese malestar que incluso le provoca una visión algo borrosa. Los servicios médicos del club cadista, que dirige Antonio Fernández Cubero, están poniendo los cinco sentidos en el caso.

En el entrenamiento de ayer, el primero con Julián Rubio como técnico, el cuadro de mareos apareció de nuevo y el jugador abandonó el terreno de juego de El Rosal repentinamente. El caso se está llevando con sumo cuidado porque inquietan los síntomas que presenta el jugador gaditano, sobre todo hasta saber a qué se deben. De ahí a que en los últimos días haya visitado con frecuencia los centros médicos para que los especialistas le examinen con detenimiento. Las próximas pruebas serán una analítica completa y un fondo de ojos.

El jugador se muestra preocupado a la espera de conocer la causa de los mareos. "Ya me ha pasado en varias ocasiones y con los mismos síntomas. Una de ellas fue después de jugar en Éibar", añade. Fran Cortés explica cómo le aparece el malestar: "Primero noto unos mareos que vienen seguidos por una visión con manchas y desorientación; me entra frío y me pongo pálido. Así no puedo entrenar", lamenta. Cuando le ha ocurrido, la tensión arterial era normal, así como que se descartan malos hábitos en las comidas. "Dentro de unos días seguirá con más pruebas médicas, pero estoy fastidiado", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios