Fleurquin: "Nadie murió por jugar en Segunda B"

  • El uruguayo no descarta seguir porque se ve "responsable" del descenso

Comentarios 10

Montevideo ha recibido a Andrés Fleurquin con frío. El jugador del Cádiz se marchó directamente desde Alicante y, rodeado por su familia y disfrutando de las vacaciones más tristes de su vida, intenta asimilar todo lo que ha pasado en los últimos tiempos. "Me está costando mucho digerirlo todo y, sobre todo, un final tan trágico como hemos vivido. Nadie se habría imaginado un final así, pero no nos queda más remedio que asumirlo como profesionales", admite en una entrevista concedida a este periódico cuando se encuentra al otro lado del charco.

En alguna ocasión comentó que cuando terminara la temporada sería el momento de contar cosas que han pasado y de criticar lo que fuera oportuno. Ahora tiene la ocasión de decir lo que quiera, pero se muestra comedido: "Se han cometido muchos errores a todos los niveles y los hemos pagado muy caros, tanto a nivel de club como en lo deportivo. Nadie se escapa a las equivocaciones que se han producido, pero como futbolista de la plantilla creo que muchos de los jugadores lo han dado todo. No habremos dado el nivel, pero podemos tener la conciencia tranquila".

Dice Fleurquin que muchos jugadores lo han dado todo. ¿Muchos? ¿No se puede afirmar que la totalidad del grupo se ha entregado al máximo? El uruguayo no quiere hablar mal de nadie: "En algún momento de la temporada tuvimos alguna reunión en el vestuario y nos dijimos la cosa de frente, pero eso debe quedar ahí. Yo sólo hablo de mí, yo puedo dormir tranquilo porque me he entregado al máximo, pero asumo mis errores".

Otros compañeros suyos ya han reconocido que no tienen claro si van a jugar la próxima campaña en Segunda B. Por el momento no ha salido ninguno asegurando que vaya a continuar en el club porque todos van a esperar a ver si reciben ofertas de una superior categoría. El caso de Fleurquin es parecido, aunque con matices. "Por el momento no me he planteado lo que voy a hacer, todavía estoy muy dolorido. Tengo un año de contrato con el Cádiz y por el momento no sé qué piensa el club sobre mi continuidad, si piensan que es bueno que siga un año más en estas circunstancias".

Aparentemente, no se niega tajantemente a jugar en Segunda B, algo que a él mismo le sorprende: "Si me lo hubieran preguntado hace un tiempo, habría respondido que era impensable jugar en Segunda B, pero en este momento no lo descarto porque me siento con parte de responsabilidad de lo que ha pasado. Es duro pensar que voy a jugar en esa categoría, pero la realidad hay que asumirla. Si hay que hacerlo, lo haré. Nadie se muere por jugar en Segunda B. Tengo claro que para mi familia lo mejor es no movernos de Cádiz, pero es algo que hay que estudiar".

Ahora piensa descansar como buenamente pueda, huyendo del teléfono y centrándose en estar con su gente… "Esta temporada nos ha causado un desgaste psíquico enorme. Ahora mismo quiero estar con mi familia, disfrutando de mi gente, e intentando olvidar lo que ha pasado. El domingo viví el peor momento de mi carrera, me dolía el alma. Fue el final de una película de terror y no se lo deseo a nadie".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios