Baloncesto l Euroliga

Fin de la era Ivanovic

  • El Barça lo destituye tras poner en duda la calidad del plantel

El Barcelona destituyó ayer por la mañana al entrenador de la sección de baloncesto, el montenegrino Dusko Ivanovic. Una decisión que se produce justo después de que el Barcelona haya quedado eliminado en los cuartos de final de la Copa del Rey en Vitoria, y de que el presidente del club, Joan Laporta, le diese total confianza con una visita al vestuario del equipo.

Sin embargo, las declaraciones que Ivanovic realizó en la víspera del AXA Barcelona-Unicaja de Euroliga, en las que implícitamente acusaba al secretario técnico, Zoran Savic, de haber confeccionado una plantilla de poco nivel para afrontar los retos de esta temporada, parece que han precipitado su marcha.

"Estoy tranquilo, porque estoy trabajando lo más honestamente que puedo. No puedo hacerlo mejor de lo que lo estoy haciendo con el equipo que tengo", se había justificado el técnico.

De esta manera, acaba la etapa del entrenador montenegrino tras tres temporadas en las que tan sólo ha conseguido una Copa del Rey.

Los malos resultados en este inicio de año, el equipo encadenó cinco derrotas consecutivas entre Euroliga y Liga ACB, y el reciente ridículo en la Copa, al caer a las primeras de cambio ante el debutante Iurbentia Bilbao, le habían puesto contra las cuerdas.

Ahora el club tantea el mercado en busca de un entrenador de categoría contrastada para iniciar un nuevo proyecto, el enésimo desde que el serbio Svetislav Pesic dejara la entidad tras ganar la primera y única Copa de Europa que tiene la sección de la entidad blaugrana.

Duro, inflexible, frío y muy exigente, Dusko Ivanovic llegó con fama de técnico capaz de asegurar éxitos a través de un férreo sistema disciplinario, en verano de 2005 como eje del nuevo proyecto de Joan Laporta.

La destitución de Ivanovic es el punto final a una tormentosa relación entre el club y el técnico, incapaz de conectar con la afición del Palau, con el vestuario y los medios de comunicación. El deterioro de sus relaciones con Zoran Savic, secretario técnico de la sección, fue el primer paso hacia su adiós del Palau.

El montenegrino se marcha del club azulgrana con un 63,8 por ciento de victorias y un sólo título en su haber. Ha dirigido al Barça en 174 partidos, de los que ha ganado 111 y ha perdido 63. A sus órdenes, el conjunto catalán ha sumado 71 victorias en la Liga ACB (65,7 por ciento) y ha perdido 37 de los 108 encuentros que ha disputado. En la Euroliga, el ex técnico ha dirigido 61 partidos, con un balance de 37 victorias y 24 derrotas (60,6 por ciento de éxito).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios