tenis torneo de rotterdam

Federer, el tenista que flota en el tiempo, recupera el liderato

  • El suizo gana a Robin Haase y vuelve al número uno 14 años después de serlo por vez primera

Roger Federer devuelve una bola en el partido ante Robin Haase. Roger Federer devuelve una bola en el partido ante Robin Haase.

Roger Federer devuelve una bola en el partido ante Robin Haase. / KOEN SUYK / efe

Número uno el 2 de febrero de 2004 y número uno a partir del lunes, 19 de febrero de 2018. Esa distancia que es un mundo, exactamente 14 años y 17 días, es el último hito de Roger Federer, el tenista que flota en el tiempo.

Clásico y moderno, elegante y despiadado, el suizo alcanzó las semifinales de Rotterdam tras ganar al holandés Robin Haase (4-6, 6-1 y 6-1) y será el número uno más veterano de todos los tiempos, con 36 años, seis meses y 11 días.

Aunque puede verse como un cifra más de su espectacular carrera, que cuenta con 20 Grand Slam, 96 títulos y 1.142 victorias, es un dato tremendamente revelador que ayuda a calibrar la figura del que es, para muchos, el mejor de todos los tiempos.

Los grandes astros de la historia ya estaban en la cuesta abajo cuando su reloj alcanzó los 36 años. Michael Jordan ganó su último anillo de la NBA con 35, a la misma edad que Michael Schumacher celebraba su séptimo título mundial de Fórmula 1. Con esos años, a Muhamad Ali le esperaban ya más derrotas que victorias en el cuadrilátero, Pelé agotaba su talento como futbolista del Cosmos y Maradona estaba retirado y envuelto en mil líos. El atleta jamaicano Usain Bolt, la última gran leyenda, puso fin a su carrera con 31 años.

Federer lo ha resistido todo. Empezó a finales de la década de los 90, explotó en 2003, monopolizó el tenis durante un lustro y después aguantó las embestidas de los Rafael Nadal, Novak Djokovic y Andy Murray. El lunes volverá a su puesto natural. El uno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios