tenis COPA DAVIS

España se queda contra las cuerdas

  • La pareja alemana pone el 1-2 y Nadal está obligado a vencer a Zverev para que después se la juegue Ferrer

El alemán Tim Puetz trata de devolver junto a la red una bola ante la pareja española formada por Marc López y Feliciano López. El alemán Tim Puetz trata de devolver junto a la red una bola ante la pareja española formada por Marc López y Feliciano López.

El alemán Tim Puetz trata de devolver junto a la red una bola ante la pareja española formada por Marc López y Feliciano López. / Kai Försterling / efe

Muchos dicen que Alexander Zverev es el tenista del futuro, pero conviene recordar también que una parte del presente también le pertenece. El jugador más joven del top ten retará a Rafael Nadal en un punto clave en la eliminatoria de cuartos de final de la Copa Davis que mide en Valencia a España y Alemania, después de que los germanos pusiesen el 1-2 tras vencer en el dobles de ayer. Los tres precedentes cayeron del lado del actual número uno del mundo, pero en uno necesitó cinco sets y en otro salvó una pelota de partido.

"Tengo que estar preparado porque jugaré ante uno de los mejores jugadores del mundo. Será un partido decisivo", comentó el balear, de quien depende que el equipo que capitanea Sergi Bruguera apure la eliminatoria hasta el quinto punto. La victoria teutona en el punto de dobles dejó a España contra las cuerdas. Necesita ganar los dos partidos si quiere estar en semifinales. Es decir: necesita que Nadal tumbe a Zverev y que David Ferrer venza después a Philipp Kohlschreiber.

Zverev llega con mucho más rodaje en las piernas. Este año acumula 13 victorias por únicamente cinco derrotas y la semana pasada alcanzó la final en el torneo de Miami. Fue su tercera final en un Masters 1.000, un terreno reservado para unos pocos. El alemán, que cumplirá 21 años el 20 de abril, explotó en la temporada 2017 tras alzarse en 2016 con su primer título. El año pasado fue un paso más allá y acabó el curso con cinco títulos en su palmarés. Sólo hay cuatro jugadores en activo con más de dos Masters 1.000 en su haber: el propio Nadal (30), Novak Djokovic (30), Roger Federer (27), Andy Murray (14).

Si Zverev llegará algún día a esas cotas está por ver. Que tiene el tenis y la cabeza para hacerlo, no hay duda, pero son los grand slam su gran cuenta pendiente. Hasta el momento nunca superó la ronda de octavos de final y sufrió varias derrotas dolorosas e inesperadas.

Tras el Abierto de Australia Zverev rompió su relación con Juan Carlos Ferrero, ex número uno español y que lo acompañó como entrenador en gran parte de 2017. Ahora Zverev afronta un partido en Copa Davis que parece una final. Nadal ha disputado 104 partidos al mejor de cinco sets y ha ganado 102. La primera de todas esas victorias fue el 24 de septiembre de 2004, en unas semifinales de la Copa Davis, cuando Zverev tenía seis años.

A este punto se llega tras la victoria de Alemania en el dobles con la pareja formada por Jan-Lennard Struff y Tim Puetz, que se impusieron a Marc López y Feliciano López en un épico partido por 6-3, 6-4, 3-6, 6-7 (4) y 7-5, tras 4:40 horas de juego.

La dupla local, que jugó a remolque en los dos primeros sets, consiguió girar el signo del partido a partir del tercero y empatar posteriormente el duelo. Tuvo serias de llevarse la manga definitiva, pero se vio lastrada por su pésimo porcentaje de puntos de break, ya que sólo aprovechó 2 de los 20 que tuvo, algunos de ellos decisivos en el quinto set que le costaron la derrota. No en vano, con 4-3 a favor los españoles dispusieron de hasta cinco bolas de rotura para colocar el 5-3 en el quinto parcial, pero las desaprovecharon, los visitantes igualaron 4-4. Los alemanes salieron fortalecidos anímicamente tras escapar milagrosamente de la rotura y asestaron el golpe definitivo en el undécimo juego para llevarse el triunfo y poner el 1-2 en la eliminatoria.

Ahora ya no hay margen de error. De Rafael Nadal dependerá que España tenga vida en el duelo de números uno de ambos países, y si fuera necesario el quinto punto se dirimiría entre Ferrer y Kohlschreiber.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios