Jjoo - vela 49er

España gana la plata, pero puede ser oro si prospera una reclamación

  • Iker Martínez y Xabier Fernández han reclamado para que sea descalificado el equipo danés, que quedó primero, por navegar en un barco que no es el suyo.

Comentarios 1

Iker y Xabier, tal y como estipula el reglamento, ya presentaron ante el jurado de la regata por las medallas una reclamación al comprobar que los daneses Jonas Warrer y Martin Ibsen estaban navegando con la embarcación croata.

Jan Peter y Hannes Peckolt, principales favoritos para hacerse con el oro, rompieron el palo de su embarcación al volcar cuando se dirigían al campo de regatas para disputar la prueba definitiva por las medallas.

Rápidamente volvieron a puerto y, al comprobar que no les iba a dar tiempo de sustituir el palo roto, pidieron al equipo croata, que no participaba en esa manga, su embarcación, con la que disputaron la prueba, en la que finalizaron octavos, puesto que les daba el oro y dejaba a los españoles, vencedores de la regata, con la medalla de plata.

Tanto el jefe de reglamento del equipo español, Jordi Lamarca, como el jefe de equipo, Jane Abascal, son de la opinión de que no se puede sustituir una embarcación completa y con su velas por otra de otro país, por lo que ven factible que la reclamación tenga una resolución favorable para los españoles.

En lo que se refiere a la regata por las medallas en sí, fue una auténtica locura, con constantes vuelcos que, a su vez, variaban una y otra vez la clasificación.

Los primeros en volcar fueron Iker y Xabier. Los españoles no salieron bien, sextos, lo que les obligó a forzar la marcha en la primera ceñida.

El esfuerzo les costó caro, pues una racha de viento, unida a una ola corta, volcó su embarcación. Los españoles no tardaron en enderezar su embarcación, pero marchaban últimos. Por delante Italia, Australia, Dinamarca e Inglaterra seguían su marcha hacia lo que parecía iba ser el reparto de medallas.

En la primera empopada, nuevo varapalo para los españoles, que volvieron a volcar en lo que parecía ya la despedida definitiva de la pareja española de las medallas.

Sin embargo, Iker y Xabier no se dieron por vencidos, volvieron a enderezar su embarcación y siguieron hacia adelante en pos de lo que ya parecía un sueño imposible.

Cuando todo parecía perdido, empezaron los vuelcos en el resto de la flota. Primero fueron los brasileños Andre Fonseca y Rodrigo Duarte, que lo hicieron hasta en tres ocasiones, luego los alemanes Jan Peter y Hannes Peckolt, nadie se salvaba del desastre salvo los hermanos italianos Pietro y Gianfranco Sibello y los australianos Nico Delle Karth y Nikolaus Resch, líderes en ese momento.

Por detrás los españoles apretaron los dientes, forzaron todo lo que pudieron y comenzaron a remontar posiciones aprovechando el desastre en el que se había convertido la flota. Más atrás, el velero croata-danés iba a lo suyo, a no sufrir más reveses y tratar de no llegar últimos.

A pocos metros de la llegada y cuando los italianos ya acariciaban la medalla, llegó su particular 'vía crucis' al volcar, algo de lo que hasta ese momento se había salvado, y ver como Australia les pasaba hacia el triunfo.

Estos tampoco se salvaron y poco más adelante a su vez dieron con todo en el agua, mientras que Iker y Xabier los pasaban como una exhalación casi por encima hacia la línea final, que cruzaron en primer lugar. Ahora solo quedaba esperar el orden de llegada para conocer el color del metal que se iban a colgar.

Tras ellos terminaron los alemanes, seguidos de británicos e italianos, mientras que los daneses continuaban desaparecidos. En ese momento eran oro hasta que, por fin, la tripulación danesa montada sin ningún pudor sobre el barco croata, llegaban octavos. Eran plata a la espera de la sentencia de los jueces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios