Ensayo general sin el reparto aún decidido

  • Sevilla y Valencia recuperan 'in extremis' a sus internacionales para mantener un cara a cara que repetirán en el debut liguero

Sevilla y Valencia escenifican esta noche en la segunda semifinal del Trofeo Carranza el que, en apenas 15 días, será el primer encuentro de Liga para ambos, que se disputará en Mestalla. Por ello, este cara a cara servirá a los entrenadores para estudiar al milímetro al rival con el que darán el pistoletazo de salida a la temporada. Además, será un choque marcado por la reciente participación de muchos de los jugadores de ambos equipos -siete en cada bando- en los compromisos internacionales del pasado miércoles, por lo que resulta complicado acertar qué onces iniciales colocarán sobre el césped gaditano tanto Manolo Jiménez como Unai Emery.

Los sevillistas se presentan en Carranza como pentacampeones de la cita y con la intención defender el trofeo que levantaron la pasada edición, en la que derrotaron en la final a los anfitriones por 3-0. Cierto halo de desconfianza se ha instalado en el entorno sevillista, pues a estas alturas del verano la pretemporada de los de Jiménez no está siendo todo lo buena que se esperaba. No obstante, el conjunto hispalense siempre se muestra competitivo y llegue en el estado en que llegue a Cádiz se convertirá en el rival a batir.

Para el encuentro de hoy ante los inquilinos de Mestalla, Jiménez tiene la intención de darle los primeros minutos de la pretemporada a Kanouté, que hasta el momento ha seguido un plan específico de recuperación para sus problemas musculares. Eso sí, el técnico de Arahal no podrá contar con la participación del lesionado Jesús Navas y mantiene la duda de los tocados Renato y Dragutinovic. Jiménez esperó ayer a los internacionales -Zokora, Romaric, Koné, Luis Fabiano, Duda, Squillaci y Escudé- para preparar concienzudamente la cita y no realizará los descartes del cara al encuentro hasta después del entrenamiento matinal que el equipo realizará hoy en Sancti Petri.

El Valencia, por su parte, medirá su nivel de preparación en su penúltimo amistoso de pretemporada. El duelo de Carranza será la última oportunidad para aquellos jugadores que todavía no tienen un puesto asegurado en la plantilla, pues el Emery debe realizar al menos dos descartes antes del inicio de la Liga. Los valencianistas encaran el partido con la idea de prolongar su buena trayectoria de pretemporada y realizar los últimos ajustes a su sistema, ya que en menos de una semana afrontan su primer partido oficial contra el Stabaek noruego, su oponente en la ronda previa de la Liga Europa. Unai Emery no podrá contar hoy con Fernandes ni Del Horno, mientras que otros jugadores como Jordi Alba, Nacho González o David Navarro son duda y no tienen su presencia asegurada debido a diferentes problemas físicos. El técnico valencianista tratará de repartir esfuerzos especialmente entre los siete internacionales del equipo -Silva, Villa, Marchena, Mata, Miguel, Zigic y Miku-, ya que todos ellos disputaron minutos el miércoles, a excepción del español Mata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios